martes, 26 enero 2021 13:44

Filomena agrava aún más el desborde de los hospitales: así está el Gregorio Marañón

Cuando parecía que nada más podría suceder para agravar la situación de los hospitales españoles debido a la pandemia del Covid-19, llegó la ‘nevada del siglo’ con ‘Filomena’, y lo que es peor, la posterior ola de frío que ya estamos sufriendo en gran parte del país con termómetros que bajan de los -10 grados centígrados y en algunos casos de los -20.

Las imágenes del vídeo corresponden a las urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. Parece una película distópica pero es la realidad a día de hoy. Y es que se trata de una ‘tormenta perfecta’: pandemia, nevadas y la ola de frío que congela esa nieve y el asfalto, convirtiendo a las ciudades en auténticas pistas de patinaje. Resultado: urgencias y traumatología desbordados, unido a la ya de por si situación extrema debido a la ya extinta segunda ola y reciente tercera, consecuencia de los excesos navideños.

Traumatología al límite tras ‘Filomena’

En las últimas horas han aumentado considerablemente las urgencias por caídas y roturas debido al hielo, sobre todo en Madrid. En la capital se han triplicado los casos por estas causas. Un auténtico reguero continuo de personas que han sufrido heridos, lesiones o roturas por caídas debido al hielo en que se ha convertido la nieve debido a las heladas y las bajas temperaturas que continuarán durante toda la semana, tras la borrasca ‘Filomena’.

Sólo en Madrid, el Samur ha realizado casi 300 intervenciones en 24 horas, más de la mitad por caídas. En total, los hospitales atendieron 1.200 urgencias traumatológicas, lo que se suma a todos las personas que siguen llegando por síntomas de Covid-19, en otro aumento exponencial debido a la ya tercera ola. A pesar de que tanto el Gobierno central como los autonómicos han pedido que se salga lo menos posible a la calle, o no hacerlo si no es estrictamente necesario, muchos se han lanzado a las calles a hacer la compra o a pasear.

La mayor incidencia de estos casos son en fracturas de húmero, radio, codo, o luxaciones de hombros, debido a una caída o un mal paso en la calle.

Recomendaciones para no ser víctima de ‘Filomena’

Tanto desde gobiernos como de emergencias de las diferentes comunidades autónomas piden sobre todo a las personas mayores que no salgan de casa, ya que en su caso cualquier caída puede tener “consecuencias graves”. Recomiendan encarecidamente evitar los desplazamientos innecesarios, pero si no hay otra opción, evitar caminar debajo de árboles y cornisas de edificios, ya que además persiste el riesgo de caída de ramas, de nieve o de hielo desde cubiertas y tejados.

También recomiendan ir bien pertrechados para salir: “usar calzado con agarre, dar pasos pequeños con el cuerpo ligeramente inclinado hacia delante (para evitar caer de espaldas) y pisar por zonas donde todavía quede un poco de nieve, menos propensas a provocar resbalones”, como apuntan desde Emergencias Madrid, auténticamente desbordados desde que llegó ‘Filomena’ y la actual ola de frío.

Lo mismo ocurre en cuanto al uso del coche, en caso de que se haya tenido la suerte de poder moverlo. Se pide no utilizarlo, ya que además las vías que ya está disponibles para la circulación deben reservarse para vehículos de seguridad y emergencias.

Si te caes, la Administración no te indemnizará

filomena caídas

‘Filomena’ es un fenómeno natural que se considera fuerza mayor, por lo que las administraciones no tienen responsabilidad alguna ni procederá ninguna indemnización por cualquier percance. Otra razón de peso, aunque sea en lo práctico aparte de la salud, para no salir a la calle. Si resbala y se cae, se considerará que su comportamiento es imprudente, aseguran los juristas. En principio, consideran que se avisó con tiempo y que se tomaron medidas.

Lo mismo ocurre con los vehículos, muchos bloqueados, cuando no dañados por caídas de ramas y árboles. Los seguros no cubrirán estos daños, salvo que dentro de los ‘todo riesgo’ lo incluyan. Si no, ni siquiera el consorcio de seguros se hará cargo, al ser causa de fuerza mayor y provocada por fenómenos naturales.

España recobra el pulso en el primer día laborable desde la gran nevada

Récords de bajas temperatura

Si, sobre todo en Madrid, no se había visto una nevada así en más de 50 años, en cuanto a las temperaturas que han llegado tras la borrasca ‘Filomena’ ocurre lo mismo. La temperatura más baja se ha registrado en Molina de Aragón (Guadalajara), que ha llegado a los -25,2 grados. En Teruel el termómetro ha bajado hasta los 21 grados bajo cero (la más baja en 20 años), y en Toledo se ha pulverizado el récord local con 12,5 grados negativos. Otras localidades de Aragón y de las dos Castillas han alcanzado temperaturas entre los -15 y los -20 grados.

En la capital de España tampoco se veían desde hace años extremos, como los -13 grados de esta pasada madrugada en Barajas, más propias de las zonas más altas de la sierra. En el Parque del Retiro el mercurio ha bajado hasta los -7 grados, mientras que Pozuelo de Alarcón ha llegado caso a los -12 grados.