martes, 26 enero 2021 15:40

Los controladores aéreos estallan contra Margarita Robles: “No respetamos las mentiras”

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha mentido. Al menos es lo que aseguran los controladores aéreos del aeropuerto de Barajas consultados por MONCLOA.com. Lo ha hecho de tal manera que la ira y la irritación dentro de este colectivo se ha disparado y no pueden hablar sin destacar el descaro que ha tenido la ministra. Según Robles, el Ejército del Aire tuvo que tomar las riendas en el aeropuerto de Madrid dado que los controladores se fueron a sus casas por el temporal. Pero lo cierto es que, tal y como aseguran a este medio, estos trabajadores llevan todo el fin de semana trabajando para solucionar el problema e incluso han dormido en sus puestos de trabajo. “Robles miente”, insisten.

La ministra se vino arriba. Parece que tanto la UME como cualquier parte de las Fuerzas Armadas, que tanto ha doblado el lomo para ayuda a paliar los efectos del temporal, le pertenecen. Pero si entramos en detalle, esas afirmaciones que ha dicho en los diferentes medios de comunicación han irritado profundamente a los controladores aéreos. “El Ejército de Tierra ayudó a desplazar controladores y estos controladores han tenido que ser sustituidos por otros del Ejército del Aire”, comentaba Robles ante las cámaras. Y claro, los que se han quedado a dormir todo el fin de semana en su puesto de trabajo en el aeropuerto han buscado la forma de contestar a la ministra y decirle que es mentira.

El aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas tuvo que cancelar toda su actividad y todos sus vuelos durante el fin de semana por el temporal de nieve. Fue tal la cantidad de hielo que se acumuló en la pista de aterrizaje y en sus alrededores que era inviable que los aviones pudieran aterrizar o despegar de la capital. Es cierto que el Ejército ayudó a desbloquear la situación, pero no que los controladores abandonaran sus puestos para ser sustituidos por los de uniforme de camuflaje. Aunque la actividad ya se ha retomado en Barajas.

Los controladores están hartos de que el Gobierno les desprestigie. Sus relativamente elevados sueldos han servido para que se conviertan en objeto de crítica en numerosas ocasiones, así como sus huelgas han sido retransmitidas por todos los medios de comunicación por lo que suponen: paralizar la actividad del aeropuerto. Ahora, con este nuevo mensaje de Robles, este colectivo de trabajadores piensa que les desprestigian, les humillan y les convierten una vez más en objeto de críticas, por no hablar de lo más curioso.

El problema de fondo es que Robles ha buscado colgarse una medalla a costa de su trabajo. Vamos, que mientras los controladores aéreos han permanecido en sus puestos de trabajo, la ministra de Defensa se ha dedicado a decir en los medios de comunicación que fue la determinación suya la que consiguió que el servicio se restableciera con normalidad y que el colapso no fuera peor de lo que ha sido. 

Margarita Robles ha mentido en directo ante los medios de comunicación con todos los controladores viendo el mensaje de la ministra de Defensa perplejos y agotados por el trabajo del fin de semana. Una situación absolutamente indignante para ellos. Pero en cualquier caso, nadie parece haber corregido a la ministra, que no es la primera vez que genera malestar en un colectivo laboral, solo que por primera vez lo ha conseguido crear fuera de las fronteras de las Fuerzas Armadas.

LAS UME, INDIGNADA

La creó el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, entre críticas, pero ahora se ha convertido en un elemento fundamental de las fuerzas vivas de España. La UME se faja con el temporal cada vez que el país lo requiere, pero parece que ha habido cambios de forma y de imagen desde que el nuevo presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha entrado en La Moncloa. Durante la pandemia y el confinamiento, ahí estaba la UME desinfectando las residencias y ofreciendo cualquier apoyo necesario para paliar la catástrofe. Y con la nieve, los soldados de esta unidad han tirado de pala para desatascar a los coches que estaban atrapados en la borrasca. Sin embargo, la actitud de Robles ha generado mucho malestar en esta unidad dado que el PSOE parece que es dueño del Ejército.

Fueron pocas sus palabras, pero el deslizar que Sánchez había puesto la UME a disposición de los españoles hicieron sangrar los ojos a más de uno dentro del Ejército. Para los militares, la UME es de todos los españoles, no de Sánchez, y las palabras de su ministra no sentaron nada bien entre las filas de los que portan la boina mostaza. La ministra quiso tener un guiño con su presidente y dejó claro había que agradecer a Sánchez que haya puesto a la UME a disposición de los españoles. Y claro, la perplejidad de los militares estaba garantizada.

ADIÓS AL EJÉRCITO

El problema que se esconde detrás de todo esto es que la ministra ya ha asumido que Sánchez no la revalidaría al frente de Defensa en caso de que ganara las próximas elecciones. Su futuro laboral y político pasa por Madrid, ya sea el Ayuntamiento o la Comunidad, tal y como aseguran las fuentes consultadas por MONCLOA.com, pero lo que tiene claro es que el premio de dirigir a las Fuerzas Armadas está por acabar. Y quizá por eso Robles se está permitiendo tener fallos que irritan a los colectivos de trabajadores y a los propios militares con tal de tener un guiño con su todopoderoso presidente, Pedro Sánchez.

Son unos pocos años al frente de una institución que no tiene nada que ver con ella. Robles solo ha conseguido crecer a nivel político con el PSOE de la mano de Sánchez porque le apoyó en sus horas más bajas. Y ahora está saboreando un premio que se le irá en poco tiempo, dado que su actitud política no es del agrado del líder socialista, tal y como deslizan fuentes cercanas a Ferraz. Su ambición no es del agrado del presidente y esto llevará a Robles a otro punto en el que no comparta escenario con Sánchez. De momento, ser la candidata socialista al Ayuntamiento de Madrid o a la Comunidad es lo que más papeletas tiene.