viernes, 14 mayo 2021 02:37

Malestar en Génova por el fiasco de poner a Casado a palear nieve

Con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, fue un éxito. Sin embargo, con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, las cosas no han salido tan bien. La imagen del regidor empujando un coche en pleno temporal parecía robada, espontánea, pero las del presidente del PP quitando nieve con una pala a las puertas de varios un centros de salud de Madrid rezumaban márketing. Y claro, toda la oposición se ha tirado en tromba a por Casado amargándole el inicio de la semana. No es la primera vez que el equipo del presidente del PP busca llevarle “al barro” (en este caso, a la nieve) para tirar de imagen populista. Pero lo cierto es que lo que buscaba humanizar al líder del PP solo ha generado un malestar importante en Génova, que no entienden este tipo de decisiones y, sobretodo, la falta de previsión respecto a las críticas.

Casado, guste más o menos, es el candidato a las próximas elecciones generales de 2023. Su misión es clara: canalizar el malestar de la población y ofrecer un proyecto político alternativo al del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero fuentes de Génova insisten en que este tipo de decisiones no hacen más que poner palos en las ruedas del partido. No hay necesidad de buscar la foto fácil, repiten. Y que la cuenta oficial del Partido Popular las publique en las redes acompañadas de unas palabras de ánimo y respeto no hacen más que aumentar el presunto ridículo del que se avergüenzan algunas voces dentro del PP. Y la oposición no ha soltado a su presa regando las redes sociales de una oleada de críticas y mofas que han convertido a Casado en tendencia.

Algunos, los que tienen más tiempo libre, se han dedicado a recopilar fotos en las que Casado, guiado por su equipo, aparecía en una granja, en un campo arando o vestido de científico mirando por un microscopio. No es la primera vez que el núcleo duro del presidente del Partido Popular toma decisiones imbuidas de populismo que consiguen precisamente el efecto contrario al que pretenden de forma inicial. Y en Génova se hartan de ver cómo su candidato y quien tienen que erigir una alternativa política fiable se desmorona como el hazmerreír en las redes sociales. Ni el portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, ha perdido la oportunidad de mofarse.

“Pues ya es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos”, comentaba el independentista acompañando su mensaje del vídeo de Casado paleando nieve. Esto es lo de menos, ya que las fuentes consultadas deslizan que lo peor no es que la oposición y partidos independentistas se rían del ejercicio de márketing, sino que da la sensación de que el presidente del PP intenta emular al alcalde de Madrid y el éxito de sus “robados”, ya sea el último en el que aparece empujando un coche junto a las fuerzas municipales en pleno temporal y con Madrid bañado por la nieve o aquel en el que en plena pandemia y confinamiento se dedicó a descargar un camión repleto de alimentos en el barrio de Vallecas.

Aún así, entre las voces críticas de Génova hay quien asegura que, en realidad, los vídeos de Casado quitando nieve de las puertas de algunos centros de salud de Madrid han conseguido su objetivo: dar visibilidad al líder popular, ya que por lo menos Twitter se ha inundado de imágenes del presidente del PP con una pala. Pero las voces críticas no lo ven así, sino como un torpe intento de dar un empujón populista a Casado que no ha salido como esperaban.

OLEADA DE CRÍTICAS

Las críticas han venido de todos los lados. Rufián es solo un ejemplo, pero Casado ha sido tendencia en las redes sociales por estar en boca de prácticamente todos los partidos. Y también de ciudadanos de a pie. Cualquiera. “Hablando de populismo barato, he aquí un ejemplo: Pablo Casado dándole a la pala con un arte que no duraba ni un minuto currando ni en la empresa de Florentino Como dice Jaume Mayor “¿Pero qué hace? ¿Para qué coge nieve y la tira al lado de donde la ha cogido?” Patético es poco”, ha comentado Agustín Moreno.

“Vídeo 1: Postureo de Casado con la pala. Supuestamente despejaba el acceso a un centro donde hacen pruebas de COVID-19. Vídeo 2: Cómo ha quedado la cosa. Ha quitado un redoncho un ratito, dando acceso a LA NADA. El 1ero salió en TV. ¿Saldrá el 2do?”, ha comentado el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique. Incluso algún que otro medio progresista le ha dedicado una editorial al presidente popular. Todo un éxito. O un fracaso, según se mire.

ALMEIDA, EL REY DE LA FOTO

Quien ha dado el pistoletazo de salida con este tipo de vídeos es el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ya que se ha convertido en el rey de las redes sociales con fotos y vídeos que parecen robados, aunque luego en la práctica haya quien pone en duda la espontaneidad de las imágenes. Durante el temporal, el alcalde de la capital ha arrasado con una foto en la que se le ve empujando un coche. Tal ha sido la imagen, en la que él aparece en primer plano, que incluso se ha convertido en carne de meme para hacer comparaciones con el mismísimo presidente del Gobierno, que solo apareció ante los medios de comunicación cuando pasó el temporal y bajando de un Toyota Land Cruiser.

Lo cierto es que la intención, sea o no deliberada, ha dado sus resultados otra vez. Ya pasó cuando Almeida descargó un camión de alimentos y lo han vuelto a conseguir con el temporal de nieve. Quizá el éxito sea que las cuentas oficiales del partido no se hagan eco de este tipo de fotos para que parezcan robadas, pero lo cierto es que la forma de abordar las redes sociales por parte de Almeida ha creado tendencia en el PP e incluso el presidente del partido trata de imitar su estrategia, aunque obviamente no con el mismo resultado.