lunes, 26 julio 2021 21:17

Esto es lo que pasa si bebes demasiados refrescos y poca agua

Son muchas las personas que consumen refrescos de forma habitual, incluso para sustituir por completo al agua en su vida diaria. Mantener este hábito es un gran error, ya que puede llegar a provocar serios daños en el organismo. Por este motivo reducir o eliminar por completo su consumo puede llegar a tener grandes beneficios para el organismo.

El simple hecho de consumir refrescos a diario o con gran frecuencia tiene importantes consecuencias sobre la salud. Te contamos lo que pasa si bebes demasiados refrescos y poca agua.

MENOR SENSACIÓN DE SACIEDAD

MENOR SENSACIÓN DE SACIEDAD

Hay grandes evidencias de que las calorías que se consumen de forma líquida producen una menor sensación de saciedad que cuando se consumen de manera sólida. Esto hace que al beber este tipo de sustancias azucaradas, incluyendo los zumos industriales y caseros, no se es consciente de la cantidad de energía que se ingiere.

Esto hace que se provoque una falta de sensación de saciedad que altera el organismo a nivel interno y que juega un papel perjudicial a la hora de tratar de mantener un peso saludable. Tienen, por lo tanto, gran influencia en la obesidad y el sobrepeso, más allá de sus azúcares y elevada cantidad de calorías.