jueves, 4 marzo 2021 13:38

Castilla-La Mancha, previsora: todoterrenos desde julio para frenar a Filomena

Las televisiones autonómicas están siempre en la picota de la duda. ¿Son un servicio público o están al son del gobierno del momento? ¿Por qué hay que mantener unos servicios que suponen tanto a las arcas públicas si apenas se ven? De vez en cuando, sorprenden con buenos programas o con cierta fidelidad, sobre todo en determinadas audiencias de índole más regionalista. En un momento como el actual en el que parece que todas las Administraciones han fallado en sus previsiones ante el temporal ‘Filomena’ (de sal, de medios humanos, de medios materiales), encontramos una salvedad. En Castilla- La Mancha debieron intuir que necesitaría todoterrenos 4×4, pues desde julio han aumentado la flota disponible para la televisión pública. Informar, cueste lo que cueste. ¿Y cuánto cuesta? Veámoslo.

CASTILLA- LA MANCHA: UN TERRITORIO SIN GRANDES CORDILLERAS PERO CON ZONAS DE MONTAÑA

Orográficamente, Castilla-La Mancha se define por dos contrastes: la Castilla de sierras y La Mancha de altiplanicies meseteras. Su situación geográfica hace que sea una región de contrastes de temperatura: a medida que se avanza por las planicies, se denota la influencia del sur, mientras que en las sierras de Toledo y Guadalajara se llegan a registrar fríos heladores. Si tenemos en cuenta que la mayor concentración de poder económico y político se encuentra en Toledo, su capital -salvo núcleos puntuales de mayor tamaño en el resto de las provincias-, y que las nevadas y las incomunicaciones en la zona de la Alcarria y la montaña de Guadalajara son habituales -aunque no con la virulencia del temporal ‘Filomena’-, podría no extrañar que se dote a los periodistas de la televisión pública de Castilla- La Mancha con buenos coches que no les dejen tirados.

Ahora bien, ¿por qué todoterrenos? ¿En julio? ¿Acaso por la temporada de incendios? Recordemos que en 2005, Guadalajara fue castigada con uno de los incendios más virulentos que se recuerdan. Costó la vida a 11 profesionales.

Llama la atención que la licitación se presentó en noviembre, siendo entonces la apertura de las ofertas (solo hubo una) pero no se llegó a formalizar hasta hoy. De modo que en el erario público, consta que se han consignado más de 120.000 euros en un servicio de renting de todoterrenos de los que por ahora solo han disfrutado de uno de ellos. Eso sí, hay que ‘alabar’ la previsión de la televisión pública de Castilla-La Mancha, aunque no su rápida ejecución.

Listado de las licitaciones de renting de todoterrenos 4×4 en 2020:

  • Renting de Vehículo 4X4-CMM 09/2020 todoterreno: 1 vehículo nuevo, color blanco, rotulado con los anagramas de CMM. Resuelta en junio de 2020, quedó desierta, a pesar de costar 400 euros mensuales (el total de la licitación eran 19.200,00 euros). Finalmente fue adjudicada en noviembre de 2020.
  • Renting de 6 vehículos 4×4 todoterrenos, adjudicado hoy pero ofertada al mismo tiempo que se resolvía la anterior, a la misma empresa que la anterior contrato de alquiler de todoterreno, ALVEMACO RENTACAR, S.L, siendo vehículos de las mismas características, por 110.000 euros. Solo se presentó la mencionada empresa.

A estas licitaciones habría que sumar los 110.000 euros aún no adjudicados de una licitación para el suministro de combustible al Parque Móvil del Ente Público
RTVCM, y los 150.000 euros del renting de varias berlinas familiares -no todoterrenos- que también se llevó la misma empresa.

MÁS ALLÁ DE LOS TODOTERRENOS: ¿QUIÉN PAGA LAS TELEVISIONES PÚBLICAS?

Más allá de si es mejor o no utilizar todoterrenos para las flotas de vehículos corporativos, lo cierto es que España cuenta con una amplia y costosa estructura de medios de comunicación públicos. No hablamos ni siquiera de lo estatal. El foco más crítico se posiciona sobre las televisiones autonómicas y las locales, que se financian mayoritariamente de subvenciones públicas, partidas públicas o contratos de publicidad institucional (dinero público, al fin y al cabo). En el caso de Castilla-La Mancha, el mayor montante de ingresos corresponde a financiación pública, con una mínima parte de publicidad de otras empresas.