lunes, 8 marzo 2021 01:36

Gracias a que Euskadi ha guardado la segunda dosis, otras comunidades tienen vacuna

La presidenta del PNV en Vizcaya, Itxaso Atutxa, cree que se debería agradecer a Euskadi que haya reservado la segunda dosis de las vacunas anticovid, lo que facilitará ahora que otras comunidades que podían quedarse sin poner la segunda tanda necesaria para la inmunización, por el retraso de su suministro por Pfizer, puedan tener las vacunas necesarias. Además, cree que habrá un consenso para adelantar el toque de queda, ha recordado que la cogobernanza “no es fácil” y ha apostado por rebajar las críticas.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi,  Atutxa se ha referido al hecho de que el Ministerio de Sanidad haya optado por primar a la hora del reparto a las comunidades que estén más adelantadas en la vacunación, algo que al Lehendakari, Iñigo Urkulu, le ha perecido “injusto”.

La dirigente jeltzale ha señalado que, ahora, con la falta de vacunas Pfizer, al Gobierno español “se le plantea un problema muy serio” porque hay que poner la segunda dosis, que tiene un periodo determinado para inocularla.

En este sentido, ha dicho que “va a tener que valerse de quienes han tenido otra estrategia” que ahora se demuestra “muy positiva”, como la del Gobierno Vasco de reservar dosis para esta segunda administración, para “sustentar esa incapacidad de poder suministrar” más antídotos.

“Si va a llegar sólo un 56% de la petición que se había hecho para poder llegar a esa segunda vacunación de la segunda dosis, solo se va a poder hacer a nivel estatal gracias a que autonomías como Euskadi han tenido otra política a la hora de vacunas, que se criticó y se sigue criticando”, ha añadido.

La presidenta del BBB ha insistido que, gracias a “la política de vacunación con reserva de algo más de la mitad de la dosis para garantizar la segunda”, se van a poder inyectar en otras comunidades la segunda tanda necesaria para la inmunidad. Por ello, ha pedido “menos críticas y un poquito más de agradecimiento“.

“Si Euskadi las hubiera puesto sin almacenar por garantía para esa segunda vacunación necesaria y obligatoria para que sea efectiva, el Gobierno de quien es portavoz en Euskadi, Denis Itxaso, no hubiera podido ahora satisfacer al resto del Estado”, ha añadido.

De esta forma, ha aludido a las declaraciones realizadas este pasado domingo por Itxaso, en las que aseguró que las dosis de la vacuna contra la covid-19 “no están para ser almacenadas“, sino para inyectarse “al mayor ritmo posible”. “No es correcto ni está indicado que se trate de conformar reservas estratégicas de vacunas ‘por si en el futuro no hay'”, apuntó.

Itxaso Atutxa ha subrayado que, una vez más, la Comunidad Autónoma Vasca “va a demostrar que es solidaria”. “Pero, creo que esto sí es una injusticia”, ha añadido.

Itxaso Atutxa se ha congratulado de las últimas palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que “dejan una puerta abierta” al adelanto el toque de queda a las 18.00 o las 20.00 horas, que solicitó el Lehendakari.

Tras señalar que en todo el mundo se está viviendo esta crisis sanitaria desde “la inexperiencia y desde la prueba-error”, aunque “cada vez con más de datos y, por lo tanto, más seguridad, pero pocas certezas y poca seguridad a la hora de determinar cuál va a ser el resultado de algunas de las medidas”, ha indicado que la cogobernanza “no es fácil ni siquiera en no pandemia”.

“Ahora se está haciendo un esfuerzo especial. Lo que también creo es que la gobernanza debe venir a facilitar situaciones diferenciadas que se están dando, porque también estamos haciendo gobernanza y cogobernanza aquí en Euskadi, donde la situación no es igual en un territorio que en otro, no es igual en un pueblo que en otro, y se está demostrando que las decisiones, cuanto más personalizadas, cuanto más individualizadas son, mejores están siendo los resultados”, ha añadido.

A su juicio, “cogobernar en esta situación de tan pocas certezas, merece un esfuerzo por parte de todo el mundo, más allá de las críticas”. “Creo que deberíamos, incluso, rebajar el tono en algunas de ellas, seguir haciendo las peticiones que creamos que son necesarias para poder llevar a cabo, desde la responsabilidad y las competencias que cada gobierno tiene, aquello a lo que estamos obligados, pero, quizá, con otro tono a la hora de hacer las críticas”, ha añadido.

Atutxa cree que las decisiones se deben adoptar “lo más participadamente posible porque la mejor referencia e información sobre lo que se vive en cada una de esas comunidades lo tienen sus representantes”.

“Suelen dar parte de ello en las reuniones que se hacen los miércoles famosos con el Departamento de Sanidad. Me consta que desde el Gobierno vasco nuestra sailburu Gotzone Sagardui tiene buena relación con el ministro Illa, pero más allá de lo que suele ser también propiamente técnico y aquello que los científicos aportan, base con la cual hay que trabajar sí o sí para tomar después otro tipo de decisiones, necesitan después implementación política de las instituciones, que es mucho más complicada”, ha indicado.

Además, ha recordado que las capacidades de todas las autonomías no son las mismas, como tampoco sus competencias, lo que, a su entender, también “dificulta” la cogobernanza.

Sobre el adelanto del toque de queda, cree que en el consejo interterritorial del próximo miércoles “terminará habiendo un entendimiento porque la petición es muy extendida y que la puerta abierta que ha dejado el ministro (Salvador Illa) este fin de semana, posiblemente lo facilite”.

En su opinión, se trata de una decisión “muy dura” que volverá a implicar a los ciudadanos, que tendrán que “coparticipar en esa cogobernanza” a la que hay que llevar a la propia sociedad. “Nos tenemos que implicar todos porque, si no, se van a quedar en medidas oficiales de una institución, pero sin cumplimiento de las mismas, no hay forma de evaluarlas”, ha precisado.