viernes, 26 febrero 2021 20:01

Escrivá proyecta la reforma de pensiones en dos fases este año

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha afirmado que la aspiración del Gobierno es acometer la reforma de las pensiones en dos fases este año en lo relativo a los aspectos de la Ley General de Seguridad Social, para avanzar en su tramitación de forma “sustancial” o “completa” este ejercicio, y ha adelantado que la primera medida será un nuevo complemento de maternidad para cerrar la brecha de género en las pensiones.

Además, ha negado que él haya hablado de alargar a 35 años la vida laboral para el cálculo de las pensiones y ha explicado que en el marco de la reforma de las pensiones, cuyo componente dentro del Plan de Recuperación ha sido ya remitido a Bruselas, sí se abordará os principios de contributividad y las “lagunas” en las trayectorias laborales.

Así lo ha señalado en declaraciones conjuntas con la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, tras las votaciones de los agentes sociales a favor del acuerdo para la extensión de los ERTE hasta el 31 de mayo, después de que el Ejecutivo remitiese ayer, lunes, a Bruselas los componentes de reforma laboral y de pensiones en el marco del Plan de Reformas e inversiones que canalizará 72.000 millones de euros hasta 2023 procedentes de los fondos europeos.

Escrivá ha precisado que en el componente de reforma de pensiones se recogen los trabajos a dialogar con los agentes sociales basados en las recomendaciones del Pacto de Toledo y referidos a los principios de “sostenibilidad, suficiencia y equidad” en conjunto, contemplando la mejora de contributivad del sistema, analizar las trayectorias laborales de colectivos con “lagunas” para paliar los problema de equidad en carreras especialmente cortas o la situación de los jóvenes y mujeres.

En este punto, después de que la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, haya confirmado que en la ‘ficha’ remitida a Bruselas sobre pensiones no se incluían cambios sobre el cómputo de la vida laboral, Escrivá ha asegurado que “nunca” ha hablado de alargar la vida laboral a los 35 años, sino de mejora de la contributividad y ha apuntado que no se han completado unos cálculos que son “complejos”, sobre todo por sus efectos en distintos colectivos, pero cuando estén disponibles se abordarán con los agentes sociales.

Mientras se despliegan las recomendaciones del Pacto de Toledo, ha recordado que ya se ha avanzado al extraer del sistema mediante los Presupuestos un total de 14.000 millones del total de 18.000 millones de gatos impropios.

PODER ADQUISITIVO DE PENSIONES, “GARANTIZADO DE FORMA PERMANENTE”

Como primera medida “prácticamente ultimada” con los agentes sociales de la reforma ha anticipado un nuevo complemento de maternidad que retome el “espíritu original” para cerrar la brecha de género en pensiones existente en el sistema, que “no es aceptable” por un diseño “inadecuado” en el pasado que se ha visto “aguado” tras las sentencias del Tribunal Europeo, de forma que lo puedan disfrutar también los hombres.

Asimismo, ha mostrado su “compromiso” con el impulso de los planes colectivos de empleo y ha indicado que la parte “más sustancial” de la reforma se está discutiendo con los agentes sociales, siendo el elemento central el mecanismo para preservar de una manera “permanente” el poder adquisitivo de las pensiones, que “va a quedar garantizado ante cualquier situación y cualquier horizonte”.

Por el momento el Ejecutivo ha presentado varias opciones y los agentes sociales han realizado observaciones, al tiempo que se están abordando los mecanismos para hacer que la edad efectiva de jubilación se acerque a la edad legal con un mecanismo “voluntario”, bien reforzando el mecanismo de desincentivo al a jubilación voluntaria anticipada o bien con lo relativo a la jubilación obligatoria.

“Los modelos actuales son regresivos, hemos trasladado a los agentes sociales modelos para revertirlo”, ha dicho, recordando también que hay “poco” incentivo a la jubilación demorada más allá de la edad legal y augurando un acuerdo “rápido”.

DEROGAR FACTOR DE SOSTENIBILIDAD Y MECANISMO PARA CARRERAS LABORALES

Otros aspectos “secundarios” de la reforma citados por Escrivá son, una vez concluya el primer bloque, abrir una discusión sobre un acuerdo para que los autónomos coticen por sus ingresos reales, algo que espera que esté operativo en 2022, así como derogar el factor de sostenibilidad y tener un “compromiso” con factores de solidaridad intergeneracional bajo varios esquemas en diseño. A ello se sumarán medidas que darán una “vuelta” a la contributividad tras estudiar las situaciones de carreras laborales muy largas o muy cortas con “lagunas” para conseguir un sistema “mucho más equitativo”.

“El objetivo es que el sistema mantenga su nivel de suficiencia, sea más equitativo y pueda ser sostenible en el tiempo combinando con distintos cálculos y elementos”, ha insistido.

17 REFORMAS ESTRUCTURALES EN MATERIA LABORAL

Por su parte, respecto al componente de reforma laboral remitido a Bruselas, la ministra de Trabajo Yolanda Díaz ha indicado que en materia laboral se prevén acometer 17 reformas estructurales en tres bloques; uno relativo a la reformulación completa de las políticas activas de empleo y reformas estructuras vinculada a ello, otro sobre formación y un tercero sobre la modernización del mercado de trabajo para corregir las “patologías” tras 52 reformas laborales “en la misma dirección”.

En este sentido, ha lamentado que todas las reformas laborales han llevado a consolidar un modelo con “enormes deficiencias” por una tasa de paro estructural y juvenil “inaceptable”, una temporalidad “inasumible” y rotación y parcialidad.

Ha subrayado que se abordará la modernización de la negociación colectiva para acomodarla al marco legislativo del siglo XXI y una reforma en profundidad de las políticas públicas, ya que “no funciona” tener 169 millones de contratos registrados desde 2012 y en 2019 más de 6 millones de contratos con una duración inferior a una semana.

Según Díaz, Gobierno y agentes sociales coinciden en el diagnóstico y las tareas que hay que abordar y están “razonablemente satisfechos” con las reformas puestas encima de la mesa por Trabajo, por lo que espera que se aborden con “la mejor de las voluntades” y negociar con la Comisión Europea.

La ministra ha afirmado que en la ‘ficha’ de reforma laboral se mantiene “literalmente” y “quizás con mayor empeño” los puntos que venían recogidos en el acuerdo de Gobierno para corregir la dualidad del mercado de trabajo, la segmentación, la precariedad y “muchos otros elementos”, en línea también con las recomendaciones marco de Bruselas.

También ha dicho que todos estos cambios se abordarán una vez se concluya la Ley de los ‘riders’, si bien ha apuntado que parte ya está adelantada en el diálogo social, como los cambios legislativos sobre políticas activas de empleo que conformarán un bloque importante de la reforma y que está “casi terminado” en el diálogo social, junto a la Estrategia de empleo juvenil, la Estrategia de activación por el empleo y las leyes vinculadas a estas normas.

Ha recordado también que tres de las normas remitidas como reformas estructurales fueron “muy saludadas en la UE” ya están en vigor, como la Ley del trabajo a distancia, las normas sobre transparencia retributiva y los planes de igualdad en empleo.

Por último, sobre el Salario Mínimo, uno de los motivos junto a las pensiones que han llevado a CC.OO. y UGT ha convocar movilizaciones el 11 de febrero, se ha limitado a apuntar que el debate “sigue abierto y sujeto al diálogo social” y ha mostrado su “respeto absoluto” por las convocatorias, ya que “las democracias robusta se caracterizan porque distintos sectores y los trabajadores se movilicen”.