viernes, 5 marzo 2021 05:17

El Gobierno Vasco pedirá a Sánchez que Euskadi pueda adoptar todo tipo de medidas

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha afirmado que este miércoles pedirá al Ejecutivo de Pedro Sánchez, en el marco de la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad, que las comunidades autónomas puedan adoptar “todo tipo de medidas” con “inmediatez”, en un momento de “precupante evolución” de la pandemia del coronavirus en Euskadi y con una previsión al alza en los próximos días.

La Comunidad Autónoma Vasca ha registrado 894 nuevos contagios de coronavirus, 245 más que en la jornada anterior y mantiene la tasa de positividad en el 8,3%. La tasa de incidencia sigue subiendo, con 430,87 casos en 14 días por 100.000 habitantes, y se acerca a la zona ‘roja’.

En una comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión del Consejo de Gobierno, Sagardui ha explicado que, en el Índice Básico de Reprodución, la evolución es más favorable, aunque está por encima de 1. De hecho, en estos momentos se encuentra en 1,32.

La titular de Salud ha explicado que los indicadores epidemiológicos muestran “una evolución preocupante” porque la tasa de incidencia “sigue creciendo y es posible que la tendencia durante los próximos días siga el alza”.

En este sentido, ha explicado que Euskadi se encuentra en estadio 4 de transmisión alta. Además, ha señalado que en los hospitales se empieza a notar la tensión, pero se está en el estadio 3 de los 5 previstos en el Plan de Contingencia de Osakidetza. El aumento de casos también comienza a notarse en las UCIs.

“Seguimos, por lo tanto, en un contexto de incertidumbre y riesgo, y es prioritario que sigamos actuando con responsabilidad para contener y, en la medida de lo posible, reducir la transmisión del virus”, ha añadido.

Asimismo, ha indicado que, con las medidas que adopta el Ejecutivo, se intenta “frenar la expansión del virus y tratar de seguir viviendo”. Por ello, ha recomendado a la población que siga “en alerta, en todo momento”, respete las medidas preventivas y que trate de limitar su movilidad.

También ha realizado un llamamiento a que se den “la menor de las concentraciones posibles”, a preguntas sobre las que se produjeron ayer con motivo de la recepción de los jugadores del Athletic de Bilbao, tras ganar la Supercopa. “Esto es aplicable a cualquier circunstancia”, ha asegurado.

Las instituciones vascas realizan un seguimiento diario de la situación epidemiológica, pero, en principio, el Consejo Asesor del LABI, que adopta las nuevas medidas a seguir, no tiene prevista ninguna reunión hasta el 27 de enero. De ser necesario, se adelantaría el encuentro.

INSTRUMENTOS CONTRA LA PANDEMIA

Preguntada por si cree que hay que modificar el Decreto del Estado de Alarma para poder aplicar los instrumentos que mejoren la situación de la pandemia, ha dicho que corresponde responder a esa pregunta al Gobierno central. “Nosotros lo que hemos solicitado es tener la capacidad de poder tomar aquellas decisiones más adecuadas en cada momento a la situación epidemiológica de Euskadi y poder hacerlo con inmediatez”, ha subrayado.

En esta línea, la titular de Salud ha señalado que, en la reunión del Consejo Interterritorial de este miércoles, planteará que se facilite a las comunidades autónomas la posibilidad de poder adecuar y adoptar “todo tipo de medidas conforme a la situación epidemiológica del momento y con inmediatez”.

“No es un hecho nuevo. En otras comunidades parece haber surgido ahora esa petición al Gobierno. Es una petición que nosotros llevamos trasladando al ministro de Sanidad desde hace meses”, ha remarcado. Tras insistir en que siempre han solicitado “tener una mayor autonomía para adoptar medidas”, no ha querido precisar si planteará un adelanto a las 20.00 horas del toque de queda en la Interterritorial.

VACUNACIÓN

Gotzone Sagardui ha recordado que Euskadi sigue avanzando en el proceso de vacunación “bajo los principios de solidaridad y prudencia, y en base a la estrategia diseñada desde el principio, garantizando la segunda dosis”.

En Euskadi se han administrado 29.325 dosis en total, 28.930 primeras dosis y 395 segundas dosis. “Podemos afirmar que todas las personas que viven en una residencia de mayores han recibido una primera dosis y ya hemos empezado con la administración de la segunda”, ha indicado.

Tal como ha recordado, el pasado domingo se cumplieron los 21 primeros días de inoculación de vacunas. Mañana miércoles se continuará con la segunda dosis.

Asimismo, ha destacado que el viernes pasado se comenzó con la vacunación de profesionales sanitarios de Osakidetza y, a día de hoy, se ha vacunado a 914. Se inició con la vacuna de Moderna, al ser la más indicadas para menores de 65 años, y en Bizkaia se han administrado las 700 dosis previstas de este antídoto. Además, se ha seguido vacunando con la de Pfizer en los tres territorios, en función de la disponibilidad de dosis.

Sagardui ha querido recordar que la disponibilidad de las vacunas anticovid no depende de Euskadi y ni tan siquiera del Ministerio de Sanidad, sino que existe una compra centralizada desde Europa, y el antídoto solo está completado cuando se inoculan dos dosis.

Por ello, Euskadi decidió gestionarlas desde “la prudencia” porque el Gobierno Vasco tiene “un compromiso con la sociedad” y le corresponde “una buena gestión del material para que la vacunación sea correcta y completa”. “Es lo que hemos hecho y seguiremos haciendo a partir de ahora porque se ha demostrado que es una estrategia adecuada. Nos va a garantizar la inmunidad de la población en caso de que se produzca, por cualquier motivo, una falta de suministro, como ya se ha visto”, ha añadido.

La consejera ha recordado que en la Comunidad Autónoma Vasca se han puesto casi 600.000 vacunas de la gripe en dos meses, por lo que ha asegurado que no se trata de una falta de capacidad, sino de “una cuestión de disponibilidad de dosis”.

“En la medida en la que tengamos más dosis, se irá extendiendo la vacunación e incrementando el ritmo. En todo caso, todas las personas que han recibido la primera dosis en Euskadi tienen garantizada la segunda dosis”, ha remarcado, para reafirmarse en la estrategia que han mantenido hasta ahora.

Según ha explicado, si se hubieran inoculado desde el principio todas las vacunas recibidas, no se podría garantizar la segunda dosis a todos los vacunados, sino solo a la mitad, porque la reducción en el suministro ha llegado en “una semana crucial, en la que hacen falta tantas como en la primera semana”. Tampoco se podría administrar la primera dosis a nuevos colectivos hasta dentro de tres semanas, ha indicado.

Gotzone Sagardui ha explicado que la administración de vacuna en la primera dosis no ha producido efectos secundarios relevantes entre las personas que la han recibido.