jueves, 25 febrero 2021 00:56

La Delegada de Gobierno en Cataluña defiende celebrar elecciones el 14F

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha defendido que las elecciones catalanas se celebren el 14 de febrero porque el Procicat no ha endurecido las restricciones por el coronavirus sino que las ha prolongado: “Si puede votar el Barça, debe poder votar el ciudadano”, ha añadido.

En una entrevista este jueves en Ràdio 4 y La 2, Cunillera ha dicho que no es comparable el número de sitios donde se podrá ir a votar con las elecciones catalanas con las del Fútbol Club Barcelona, y ha deseado que los comicios se celebren “cuanto antes mejor” para tener un Govern que gestione la pandemia y la crisis.

Ha asegurado que hay diferencias entre el caso de Galicia y País Vasco y el de Cataluña, porque allí se aplazaron: “Aquí es una suspensión y ya veremos si en torno al 30 de mayo lo haremos, en función de los datos”, y ha destacado que en Cataluña no ha habido unanimidad entre los partidos políticos.

“Usted las quiere hacer porque las quiere ganar, pues mire igual sí, pero usted las quiere suspender porque cree que las perderá”, ha reprochado Cunillera a quienes acusan al PSC de partidista, y ha dicho que se debería poder hacer por igual esta valoración para partidos que defienden aplazarlas o no.

Ha sostenido que este juicio de valor se debería poder hacer por igual, pero que los juicios de valor “no aportan nada a los ciudadanos”, y ha matizado que quiere creer que el Govern está pensando en el interés de los ciudadanos al proponer posponerlas.

“Una situación tan compleja requiere de un Govern fuerte, el espectáculo en el Govern no ayuda a la tranquilidad de los ciudadanos”, ha defendido Cunillera, que cree que no se sabe ni siquiera si se celebrarán en mayo.

Ha asegurado que ella votará por correo y que si le tocase ir a votar iría tranquila, y ha destacado que la persona que tenga miedo de acudir a las urnas tiene el plazo abierto de voto por correo hasta el 12 de febrero y “se están dando todas las facilidades”.

Ha ofrecido toda la ayuda de la Delegación del Gobierno al Govern para celebrar los comicios: “Lo que quieran y si quieren más cosas, que nos las pidan”, y ha subrayado que harán lo que haga falta porque la democracia no se puede parar.

ILLA, MINISTRO Y CANDIDATO

La delegada del Gobierno ha asegurado que las críticas que está recibiendo el ministro de Sanidad y candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa, “no se han planteado nunca en ninguna campaña electoral”.

Ha apuntado que el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, también van en listas electorales, y ellos también tienen responsabilidades al gestionar la pandemia y la crisis: “La vara de medir debe ser igual para todos”.

Cunillera ha destacado que ve a Illa “como siempre, serio, sensato y responsable”, considera que ha dado una lección de elegancia al gestionar la pandemia porque, según ella, no ha entrado en discusiones con las comunidades autónomas sobre la gestión de la Covid-19.

INDULTOS Y REFORMA DE LA SEDICIÓN

Sobre si los presos independentistas se podrán presentar a las elecciones si se producen los indultos antes de los comicios, Cunillera ha dicho que el Gobierno los está tramitando en función de los trámites administrativos y no de la convocatoria electoral: “Si coincide o no, ya veremos”.

Cunillera ha explicado que la reforma del delito de sedición “la deben estar preparando”, y ha dicho que ella no sabe en qué punto está porque no forma parte del Gobierno, pero que cuando se hace un proyecto de ley se necesitan muchos informes.

Preguntada por si le preocupa que el independentismo opte por la vía unilateral si supera el 50% de los votos, la delegada ha respondido que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ya dijo que volvería a Cataluña si ganaba unas elecciones y “no ha vuelto”.

“Puede ser un deseo, otra cosa es que se cumpla. Sus socios naturales dicen que no hay suficiente con el 50%”, ha sostenido Cunillera en referencia a ERC, y ha destacado que esta es otra contradicción entre los que son socios de Govern y quieren seguir siéndolo, según ella.

Sobre si habrá un pacto entre PSC y ERC tras las elecciones, Cunillera ha apuntado que ella no tendrá que tomar esa decisión: “Me gustaría tener un Govern que todo el mundo pueda decir: tenemos Govern”, y ha dicho que prefiere uno de izquierdas que de derechas.

Sobre si la presidencia de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, debería dimitir por su imputación en el caso del Consell Esportiu de L’Hospitalet, la delegada del Gobierno ha sostenido que Marín se puso a disposición de la justicia y se la debe escuchar y “ella debe tomar su decisión”.