miércoles, 24 febrero 2021 21:34

“Los vamos a reventar”: racismo en Canarias ante la saturación de migrantes

En los últimos días se han detectado varios audios y vídeos difundidos a través de WhatsApp  en los que varios hombres afirman estar organizándose para salir a “reventar moros”. Detrás de la ola migratoria que Canarias lleva sufriendo desde 2020, aun sin solución, han llegado este enero nuevos problemas derivados de la saturación de las islas por el desembarco masivo de migrantes en sus costas. Por un lado, violencia y robos por parte de algunos grupos de migrantes violentos, y por otro, un creciente racismo y xenofobia por parte de algunos vecinos, amenazan con alterar el orden en las calles.

En concreto, han circulado audios de un grupo de WhatsApp en los que varios hombres intentan organizarse para salir a las calles y asaltar a migrantes. “Estamos creando un grupo para reventar a todos los que pillemos” dice uno. “Este Gobierno de mierda, pero esto se va a acabar. A partir de mañana vamos a salir de casa, grupo de cuatro o cinco moros juntos, ¡palizote!. Se va a acabar los grupitos esos. ¿Es decir que nosotros por el Covid no nos dejan estar cuatro juntos y a esta gente les dejan estar reunidos para un lado y para otro. Venga hombre, una polla”, dice otro.

“Yo se lo digo claro señores mañana vamos a ir para abajo y les vamos a reventar. Ya estamos preparados por lo menos 15 tíos, quedamos a las 11 en la gasolinera de El Carrizal, van a flipar. Estamos armados hasta arriba. Los moros van a morir te lo digo así de claro”, apoya otro, en uno de los audios compartidos por el digital lamarea.com, reflejando una preocupante tensión en Canarias.

“Los moros van a morir te lo digo así de claro”

La alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno (Ciuca), explica a MONCLOA.com, al ser su municipio uno de los más afectados por la crisis (en él se encuentra el muelle de Arguineguín), que ha trasladado en una Junta de Seguridad que tuvo lugar el pasado martes su “máxima preocupación” por estas señales de racismo, que podrían causar más violencia en las calles.

Según la alcaldesa y otras fuentes de Gran Canaria, la situación se torna tensa en las isla este enero debido a que algunos grupos de migrantes violentos vagan sueltos y sin ningún control por el territorio: se han producido peleas, enfrentamientos con la policía, y robos a un restaurante y un pub.

Vídeo compartido por lamarea.com.

En el vídeo, un hombre dice, mientras conduce: “Voy a darle un escarmiento al primer morito. Qué rico me va a saber, su puta madre“, dice, y después de detener el coche delante de un joven, le amenaza: “Dile a tus amigos que se vayan de la puta isla”. Al pasar frente a otro migrante que camina por la acera, dice: “Mañana fuera, te mato, mañana fuera de aquí”. El hombre también enseña ante la cámara un arma.

Hasta 2.800 migrantes residen diariamente en hoteles del municipio, y dado que cuando alguno de ellos presenta una conducta violenta, el alojamiento procede a su expulsión, estos migrantes problemáticos vagan por las calles y por las avenidas turísticas, increpando en ocasiones a los viandantes. Dado que estas personas, obviamente, necesitan llevarse algo a la boca, representa un grave problema que no se les ofrezca ninguna opción después de ser expulsados de los hoteles.

Audio difundido por lamarea.com
Audio difundido por lamarea.com
Audio difundido por lamarea.com

Dado que los alcaldes y la policía tienen conocimiento de estos audios y mensajes, el fenómeno se está vigilando. La alcaldesa de Mogán ha explicado en anteriores ocasiones a MONCLOA.com que todo esto podría haberse evitado si la crisis migratoria hubiese sido bien gestionada por el Gobierno central, cosa que no ha ocurrido. Esta alcaldesa está ya iniciando los procedimientos para sancionar a hasta 10 hoteles por alojar a migrantes, y denuncia que, con el dinero que el Gobierno les inyecta, ganan más por cada migrante alojado que por turista.

Respecto a los campamentos de acogida, el Ministerio de Interior aun no ha puesto en funcionamiento unas bases que se llevan pidiendo desde hace meses. El único centro operativo en estos momentos es el Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) de Barranco Seco, donde los migrantes siguen amontonándose en condiciones precarias. El delegado del Gobierno en Canarias ha transmitido a Onalia Bueno esta semana que los asentamientos propiedad del Ejército podrían estar listos en unas dos semanas.

LA GUARDIA CIVIL PIDE REFUERZOS EN CANARIAS

El secretario provincial para Las Palmas de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), Juan Couce, lamenta que en Gran Canaria haya aún unas 50 vacantes de guardia civil sin cubrir, pese a las condiciones excepcionales de estos momentos. Couce explica: “No estamos preparados” para hacer frente a masas de personas, como ocurre con estos grupos de migrantes. Según la alcaldesa de Mogán, Onalia Bueno, los altercados dentro de los hoteles y complejos de apartamentos suceden a diario y requieren una intervención de la autoridad inmediata.

El principal temor de los guardias civiles en Canarias es que haya que lamentar heridos o algún fallecimiento. La escena que ocurrió el pasado día 11 en un complejo turístico, cuando un grupo de hasta 150 migrantes lanzó piedras, sombrillas y todo tipo de objetos a los policías, es prueba de ello. La asociación no quiere esperar a que alguno de los agentes sufra daños graves, y por ello exigen tratar la situación con la gravedad que merece. “Fue suerte”, asegura Couce, que ningún guardia civil saliera herido ese día.