miércoles, 24 febrero 2021 16:54

Este es el secreto para que una mujer llegue al orgasmo

El orgasmo femenino ya no es un tema tabú. Desde que se democratizara y extendiera el uso de juguetes eróticos, cada vez son más las personas que se interesan por cómo complacer a sus parejas o cómo obtener placer por su cuenta. Por eso, es de vital importancia contar con algunos trucos que quizá antes no nos preocupaban en exceso.

Si vamos hacia los datos, lo cierto es que la mayoría de las mujeres llegan al clímax después de un período de tiempo más largo que el de los hombres. Por eso, aunque una de las claves es jugar de forma previa, preparar el terreno y alargar el momento durante más tiempo, es bueno saber otras formas de que ella alcance el orgasmo.

Un tema tan importante no puede quedar sin respuesta. Descubre cuál es el secreto para que una mujer llegue al orgasmo.

Intimidad y confianza, claves para alcanzar el orgasmo

intimidad confianza orgasmo

Una de las claves más importantes para que ella tenga un orgasmo más intenso es crear un ambiente de confianza, cercanía e intimidad. De este modo, la mujer será capaz de expresarse de forma libre y contar a su pareja qué es aquello que le gusta y qué quiere probar en cada momento. La comunicación es la base para ello.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cada mujer es un mundo, por lo que no podemos generalizar. Sin embargo, podemos asentar una buena base con el objetivo de conocer, más tarde y durante el proceso, los gustos de la otra persona. Otra idea es hablar de forma previa sobre el asunto, con el fin de conocer a fondo qué le interesa en la cama. Así, iremos sobre seguro.

Cuando la mujer se siente cómoda, estará preparada para conectar con su cuerpo y energía, pudiendo desinhibirse y mostrarse mucho más receptiva y activa. Antes de mantener sexo, es importante hacer que se olvide de sus problemas. Dejar fuera de la cama la rutina, los hijos, el trabajo, etc. será una buena forma de empezar una noche de pasión que no olvidará y con la que ambos disfrutaréis por igual.

Conocer si es clitoriana o vaginal, clave para llegar al clímax

clitoriana vaginal

A la hora de alcanzar el orgasmo, no solo existen problemas de no relajarse lo suficiente o de no tener intimidad con la pareja. Uno de los fallos que más se extienden es el no conocer si ella es clitoriana o vaginal. ¿Qué quiere decir? En el primer caso, alcanzará el clímax a través de la estimulación del clítoris. En el segundo, por la penetración.

Muchas mujeres no conocen bien ni su propio cuerpo, por lo que es importante indagar, hablar y probar sobre ello. De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Sex & Marital Therapy, donde se entrevistó a más de mil mujeres de entre 18 y 94 años, más de un tercio de las encuestadas resultó llegar al orgasmo a través del clítoris, mientras que solo el 18 por ciento lo hacía a través de la penetración. De hecho, también confirmaron que tenían muchos más orgasmos cuando el clítoris era el protagonista.

Por eso es tan importante conocer si la mujer es clitoriana o vaginal. Una vez que lo tengamos claro y sepamos lo que le gusta y con qué es capaz de alcanzar el clímax, hay que adaptarse a las circunstancias. En el caso de que el clítoris sea el protagonista, debemos darle la atención que merece a través de prácticas como el sexo oral. De lo contrario, podemos centrarnos más en la penetración.

Hombre y mujer, activos para llegar al orgasmo

activos orgasmo

Si algo es clave es que, en la cama, ambos deben poner todo de su parte. Cuando una mujer se excita, su suelo pélvico se llena de sangre. En el caso de no alcanzar el orgasmo, esta sangre tardará en irse varios días. Es por eso importante no entrar en la rutina de que el hombre llegue al clímax y ella quede a medias. Aquí también reina la comunicación, y tener claros un par de conceptos.

En el caso de que la mujer crea que la responsabilidad de que ella llegue al orgasmo es del hombre, se encontrará irritada o no querrá tener sexo con la pareja. La razón es que no deseará experimentar de nuevo la incómoda sensación de quedar incompleta. De hecho, si esto se repite de forma frecuente, puede afectar a los órganos sexuales de la mujer.

Por otra parte, si el hombre cree que es su obligación que ella llegue, puede que se sienta más como un sirviente. Para que ninguno de los dos caiga en pensamientos destructivos, lo ideal es que consigan tomar un papel activo. Por ejemplo, la mujer puede tomar las riendas y centrarse en su energía sexual para terminar satisfecha a través de prácticas como la masturbación.

La postura elegida también cobra importancia

postura

De todas las posturas que podemos practicar en la cama, una de las que más adeptos tienen es la del perrito. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no es la ideal para que la mujer llegue al orgasmo. Eso no quita que no la podamos hacer, por ejemplo, al principio, pero es ideal terminar con algo más clásico y efectivo. Y es que, aunque solemos pensar que lo normal es aburrido, en el sexo no existe nada así, siempre que a las dos personas les guste practicarlo.

Una de las más eficaces es la Técnica de Alineación Coital o TAC. Se trata de generar placer en ambas partes gracias a la intimidad, tanto física como emocional. Además, es sencilla ponerla en práctica, por lo que será una buena forma de poner el broche de oro a una noche de pasión espectacular.

Hablamos de lo que también se conoce como una variante del misionero. Para llevarla a cabo, el hombre se tiene que desplazar unos centímetros, apoyándose en los hombros de su pareja. De este modo, consigue que la base del pene estimule el clítoris. Mientras, ella pondrá sus piernas en horizontal o puede elevarlas para que el pene toque su punto G.