lunes, 30 enero 2023 08:56

Indra consigue un certificado de excelencia en ambiente laboral y sostenibilidad

Indra, una de las principales empresas globales de tecnología y consultoría, ha renovado por tercer año consecutivo su certificado como Top Employer por ser una de las compañías que ofrecen mejor entorno de trabajo a sus profesionales y se esfuerzan en incorporar las mejores y más innovadoras prácticas de Recursos Humanos. La certificación, concedida por Top Employers Institute tras una exhaustiva evaluación que valora todos los procesos de gestión del talento y la auditoría de un tercero, alcanza también a Minsait, la compañía de Indra líder en transformación digital y Tecnologías de la Información.

La puntuación global de Indra se incrementa un 4,3 % este año y más de un 10% respecto a la primera certificación como Top Employer en 2019, lo que evidencia el afán de mejora continua de Indra y el éxito de las numerosas iniciativas que ha ido poniendo en marcha para poner a los profesionales y su talento en el centro de su estrategia.

Indra consigue la máxima puntuación (100%) en aspectos como el ambiente de trabajo, en el que supera en casi un 23% la media de las empresas Top Employer 2021 en España; en organización y cambio, más de un 10% por encima de la media; en valores; y en ética e integridad, todos ellos aspectos relacionados con la profunda transformación cultural que la compañía está impulsando en los últimos años sobre pilares como la flexibilidad, la diversidad, la innovación, la formación o la apuesta por el talento joven. Como parte de esa transformación, Indra ha reforzado también su cultura de cumplimiento y ha incorporado las mejores prácticas nacionales e internacionales de compliance, gobierno corporativo, responsabilidad social y ética empresarial.

Como Top Employer, Indra también se queda a solo tres puntos (97%) de la excelencia en sostenibilidad, ámbito en el que viene trabajando intensamente en el último ejercicio con el objetivo de liderar el desarrollo sostenible mediante la innovación y la tecnología. Indra no solo ha convertido la sostenibilidad en el core del negocio sino también en su principal propósito como compañía, un aspecto clave para su propia sostenibilidad, ya que el talento, su principal activo estratégico, y especialmente las nuevas generaciones así lo demandan. Por ello, Indra está trabajando para crear en torno a ese propósito una verdadera cultura de la sostenibilidad en la compañía.

Igualmente, Indra roza la excelencia en estrategia de talento (96%). La compañía ha situado a las personas en el centro de su transformación cultural, lanzando numerosas iniciativas que facilitan el desarrollo profesional y personal de sus empleados y mejoran su atractivo como compañía.

La estrategia de negocio, el rendimiento/evaluación del desempeño, el liderazgo o la digitalización de Recursos Humanos obtienen también una notable valoración (superior al 90%).

DIGITALIZACIÓN DE RRHH

En cuanto a la digitalización de los RRHH, Indra ha acelerado este año para dar respuesta a las necesidades surgidas por la crisis del coronavirus. Por ejemplo, Indra ha creado nuevas experiencias virtuales para facilitar la integración del talento joven de su programa Smart Start en la era poscovid: ha transformado su proceso de onboarding para hacerlo totalmente digital, con una sesión de bienvenida virtual y gamificada, un itinerario formativo online y un videojuego creado ad hoc; y ha generado un grupo en Teams en el que más de 1.300 jóvenes profesionales de la compañía en España interactúan, acceden a información de valor o charlan con expertos de la empresa que comparten con ellos su conocimiento y experiencia.

Igualmente, la compañía ha potenciado el aprendizaje online, un aliado en tiempos de pandemia para reforzar el compromiso con los profesionales, que más que duplicaron las horas de formación online durante el confinamiento. Indra propuso a sus profesionales una selección de recursos de autoaprendizaje, especialmente indicada para el contexto de teletrabajo y especiales necesidades de conciliación de la vida profesional y personal.

También en el marco de su Universidad Corporativa, Indra ha reforzado el aprendizaje de sus profesionales en los momentos clave de su carrera con nuevos programas especiales de formación, diseñados en colaboración con las más prestigiosas escuelas de negocio para ayudar a sus empleados a asumir nuevos roles y a adaptarse a los nuevos entornos. Aunque la mayor parte de estos programas estaban ideados bajo la metodología blended learning, que combina la formación online y presencial, el confinamiento provocado por la crisis del coronavirus ha obligado a rediseñarlos para un aprendizaje totalmente virtual, mediante clases en streaming, webinars, microlearning mediante experiencias inmersivas y gamificadas, y módulos de formación online con entrega de tareas y tutorización personalizada.

Todas estas iniciativas para ofrecer a los profesionales la mejor cualificación y promover el aprendizaje continuo y la formación en nuevas tecnologías y metodologías del mundo digital hacen que Indra consiga también una elevada puntuación como Top Employer en onboarding (89%) o aprendizaje (88%).

COMPROMISO DURANTE LA PANDEMIA

Conseguir el certificado como Top Employer supone un reconocimiento al compromiso de Indra con sus profesionales, a los que quiere ofrecer un proyecto vital que dé respuesta a sus necesidades, expectativas y aspiraciones profesionales, pero también personales. Este compromiso es también reconocido por el Índice Dow Jones de Sostenibilidad (DJSI), donde Indra es líder de su sector en la dimensión social, destacando notablemente en gestión del talento, Derechos Humanos e iniciativas de acción social; o por el Índice FTSE4Good, que sitúa a Indra a un punto de la máxima puntuación en estándares laborales.

En este año marcado por la pandemia, la prioridad de Indra ha sido garantizar la máxima protección de sus profesionales y facilitar la conciliación y la atención a sus familias, a la par que garantizar sus capacidades intactas como compañía y su alto nivel de servicio a los clientes.

Con ese objetivo, Indra ha facilitado a sus profesionales el trabajo desde el domicilio, ha puesto a su disposición nuevas herramientas digitales y ha lanzado toda una batería de servicios para facilitar su trabajo, su vida personal y la conciliación durante el confinamiento, mediante formación, ocio o asistencia médica o fiscal online.

Como empresa socialmente responsable, Indra también ha estimulado, canalizado y potenciado el impacto positivo de sus profesionales. Para contribuir a mejorar la situación de los más vulnerables en la crisis del coronavirus, la compañía lanzó un crowdfunding solidario, en colaboración con 10 importantes ONGs reconocidas por su labor social, en el que los profesionales de la compañía consiguieron alcanzar una recaudación de cerca de 270.000 euros. Indra también donó más de 10.000 tablets a menores en riesgo social de todas las comunidades autónomas de España para ayudarles en sus tareas escolares tras el cierre de los centros educativos. Para ello, contó con profesionales voluntarios, al igual que para desarrollar una plataforma educativa para facilitar la educación online de niños con discapacidad neurológica.

Otros ejemplos de iniciativas impulsadas por Indra los pasados meses son una lluvia de ideas de los profesionales frente al Covid; una web con recomendaciones de ciberseguridad para ciudadanos, familias y empresas, publicada a través de SIA, una compañía de Indra; o iniciativas particulares de algunos de sus profesionales, por ejemplo, para la impresión en 3D de viseras protectoras u otros materiales para el sector sanitario.

El fomento por parte de Indra de la participación activa de sus empleados en iniciativas sociales y acciones de voluntariado se enmarca también en el proceso de transformación cultural con el que Indra aspira a convertirse en una empresa mejor, más motivadora y estimulante para los profesionales.