domingo, 7 marzo 2021 12:45

Uribes confía en llegar pronto a un “acuerdo estable” sobre la colección de la baronesa Thyssen

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, se ha mostrado confiado en poder llegar a un “acuerdo estable” con Carmen Cervera sobre la colección de la baronesa Thyssen y ha señalado que la negociación, que termina el 31 de enero, “va en el bueno camino”.

En este sentido, el ministro apuesta por un acuerdo a largo plazo, que no se renueve “año a año o cada seis meses”, pues, a su juicio, “eso ya no tiene sentido” hacerlo, y que sea “bueno para España” y para el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.

Además, ha asegurado que también se le debe reconocer a Carmen Cervera “su colaboración” con el museo. “Estamos en el buen camino, a lo mejor dejamos algún fleco abierto, no lo sé, pero creo que hay una buena disposición. En estos días vamos a intentar cerrarlo”, ha anunciado en una entrevista en TVE.

El titular de Cultura ha explicado que la negociación sobre la colección Thyssen es un “tema que se arrastra desde 2009” y ha defendido que la baronesa “está constructiva” para poder llegar a un pacto.

Rodríguez Uribes ha recordado que el museo “no está en discusión” y que el debate está en la colección privada de Carmen Cervera. “El tema es si mantenemos esa colaboración y que salga un buen acuerdo”, ha declarado.

El ministro ha defendido durante estos últimos meses que esperaba unas “exigencias” de la baronesa y su hijo “asumibles”. El antecesor de Rodríguez Uribes, José Guirao, estuvo a punto de alcanzar un acuerdo con la baronesa a finales del año pasado por un alquiler de 7 millones de euros anuales de la colección durante 15 años –prorrogable otros cinco años más–.

Sin embargo, Rodríguez Uribes ya precisó en agosto en una entrevista que la situación actual no es la de hace un año y que el Estado no está en condiciones de ofrecer esa cifra. Además, puntualizaba que cualquier acuerdo pasa por la vuelta del cuadro ‘Mata Mua’ de Paul Gauguin a España, que salió a principios de junio a Andorra. “La obra tiene que volver y el acuerdo está supeditado a eso para que tenga sentido”, recalcaba el ministro.