martes, 9 marzo 2021 04:50

Arrimadas se implicará en la campaña para las elecciones catalanas

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, prevé participar prácticamente a diario en la campaña para las próximas elecciones en Cataluña, donde respaldará al aspirante de Cs a la Presidencia de la Generalitat, Carlos Carrizosa, y a los demás candidatos provinciales. Para evitar el riesgo de contagio del coronavirus, esta vez no celebrarán mítines con público, pero los actos se retransmitirán por internet y esperan llegar a un gran número de personas.

Según explican desde el partido, Arrimadas tendrá una importante participación en esta campaña, hasta el punto de que será como “una candidata más”. La idea es que cada día participe en un acto en Cataluña, ya sea junto a Carrizosa o por separado, salvo que deba estar en Madrid para cumplir sus funciones como diputada en el Congreso.

Tras la tradicional pegada de carteles de este jueves por la tarde, que se realizará en la montaña de Montjuic, en Barcelona, y en la que se dará a conocer el lema de la campaña, la líder de Ciudadanos acudirá el sábado a una oficina de Correos en la capital catalana para solicitar el voto por correo. Pretende animar así a otras personas a elegir esta modalidad, más segura que acudir presencialmente al colegio electoral.

GARANTIZAR LA SEGURIDAD

De hecho, la prioridad para Cs es garantizar la seguridad. Por la mañana habrá declaraciones de Arrimadas y de los candidatos en la calle u otros lugares y por la tarde se organizarán actos temáticos en un lugar cerrado, pero en ningún caso serán presenciales. El objetivo es que, haciendo uso de los medios tecnológicos, su mensaje llegue a más afiliados, simpatizantes y público general que con un mitin tradicional.

El próximo domingo, el la Ejecutiva nacional de Ciudadanos se reunirá en Barcelona –aunque gran parte de sus miembros lo harán por videollamada– para expresar el apoyo de este órgano a la candidatura de Carrizosa.

Además, en la campaña intervendrán diputados nacionales, portavoces autonómicos y cargos de Cs en los gobiernos regionales y municipales, como Begoña Villacís, Ignacio Aguado o Francisco Igea, así como el jefe de la delegación en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, y desde la dirección de Cs no descartan contar también con alguno de los fundadores del partido, aunque de momento no está previsto.

En cambio, en la dirección de la formación naranja no han hablado con el antecesor de Arrimadas, Albert Rivera, sobre la posibilidad de que tome parte en la campaña catalana. Recuerdan que cuando dimitió tras las elecciones generales de noviembre de 2019, Rivera dejó muy claro que abandonaba la vida política.

En cuanto a los debates electorales, el primero en el que estará Carrizosa es el del próximo viernes, organizado por el diario ‘La Vanguardia’. Desde Cs aseguran que los candidatos acudirán a todos los debates que les planteen porque los consideran un buen medio para explicar sus propuestas a los votantes.

DEJAR ATRÁS EL PROCÉS Y AFRONTAR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Anticipan que los dos temas principales en su campaña serán, por un lado, el rechazo al proyecto del independentismo y a las consecuencias del ‘procés’ de 2017, y por otro, la crisis del coronavirus.

Ciudadanos defenderá que Cataluña debe pasar página del proceso separatista, que tiene “paralizada” a esta comunidad, para abrir una nueva etapa, y expondrá sus propuestas para atajar la crisis sanitaria, económica y social derivada de la pandemia, poniendo como ejemplo las medidas que ha tomado en las cuatro comunidades autónomas que gobierna junto al PP y su actuación “responsable” en el Congreso.

Respecto a los pactos postelectorales, la formación naranja se mostrará dispuesta a alcanzar un acuerdo de gobierno con el PSC, pero insistiendo en que ese ejecutivo debe estar liderado por Carrizosa y para ello hay que aglutinar el voto en Cs.

En la dirección de Ciudadanos esperan obtener un buen resultado el 14 de febrero para que así el PSC no se plantee pactar con Esquerra Republicana de Catalunya, sino con Cs. Pero recalcan que “Ciudadanos tiene que ser fuerte” para que el candidato socialista, Salvador Illa, considere esa opción.

LA PARTICIPACIÓN ELECTORAL ES LA GRAN INCÓGNITA

Las encuestas que manejan en el partido liberal apuntan a que el 14-F pueden obtener entre un 12% y un 17% de los votos. Esta cifra está muy lejos del 25,35% conseguido en 2017, que lo convirtió en ganador de los comicios en Cataluña con 36 escaños.

Aun así, ponen en cuarentena los datos de los sondeos al recordar que en otras ocasiones los estudios demoscópicos no han acertado con Cs y que esta vez, por la situación de la pandemia, es muy difícil predecir qué ocurrirá con una cuestión clave como es el nivel de participación.

Por otro lado, reiteran que lo importante no es tanto el número de escaños que obtenga Ciudadanos, sino cuántos diputados suman juntos los partidos no nacionalistas, si superan a los del independentismo y si es posible formar un gobierno constitucionalista en la Generalitat. “Para ello, necesitamos la máxima fuerza posible”, añaden.