jueves, 25 febrero 2021 08:09

El Govern pondrá “todas las herramientas” para un 14-F seguro

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha afirmado este martes que el Ejecutivo catalán pondrá “todas las herramientas necesarias” para que sea seguro votar en las elecciones del 14 de febrero pese a la pandemia del coronavirus.

En rueda de prensa telemática tras el Consell Executiu, ha insistido en que el Govern está trabajando para incorporar las “medidas adicionales” a los protocolos ya aprobados para celebrar los comicios, como que se hagan PCR o un test de antígenos rápido a los miembros de las mesas electorales, y que lleven equipos de protección individual (EPIs) en la franja horaria destinada al voto de las personas confinadas.

Budó ha expresado su preocupación por que la participación electoral pueda bajar por miedo a la pandemia y ha exigido “máxima celeridad” al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para resolver de forma definitiva sobre los recursos contra el aplazamiento de las elecciones.

La consellera de Presidencia ha recalcado que el Govern decidió posponer las elecciones al 30 de mayo con un acuerdo mayoritario de los partidos catalanes y ha explicado la Generalitat defenderá ante el TSJC sus argumentos para aplazar los comicios.

Sin embargo, a la espera de que el TSJC resuelva de forma definitiva, ha afirmado que el Govern está trabajando para garantizar que las elecciones se celebren con “total seguridad”.

“De aquí al 14 de febrero el Govern no parará para velar por la seguridad en estas elecciones”, y ha dicho que el Ejecutivo no dudará en aplicar las medidas adicionales si lo ve necesario, aunque no ha concretado cuáles podrían ser.

La portavoz del Ejecutivo catalán ha apuntado que todavía se está estudiando qué tipo de test hacer a los miembros de las mesas electorales y ha llamado a la “responsabilidad” de la población ante la posibilidad de que algunas personas escogidas no acudan al colegio electoral y esto pueda provocar problemas para constituir las mesas electorales.

Ha afirmado que formar parte de las mesas electorales es un “deber” y ha explicado que todas las personas vulnerables pueden alegar y recurrir su elección como miembros de estas mesas, pero ve importante que la ciudadanía actúe con la máxima responsabilidad para que las elecciones se puedan celebrar con normalidad.

RESTRICCIONES

Preguntada por si el Govern se plantea aumentar las restricciones ante la pandemia, lo que podría dar más argumentos a la Generalitat ante el TSJC para aplazar las elecciones, Budó ha explicado que las medidas vigentes terminan el 7 de febrero, por lo que la próxima semana el Procicat decidirá si ya son suficientes o hace falta modificarlas.

Pese a que considera que la situación sanitaria es complicada y está aumentando la ocupación de las UCIs por casos de coronavirus, ha destacado que las medidas “están funcionando” porque han conseguido que no crezca más la curva y ahora está por ver si se puede doblar.

CONTRACTOS PARA EL 14F

Budó ha anunciado que el Govern ha contratado el alquiler del Pavellón 1 de Fira de Barcelona, que acogerá el centro de recogida de datos y el escrutinio para las elecciones del 14 de febrero, y también ha tramitado el contrato de suministro de impresos electorales con un presupuesto de 65.450 euros, que ha adjudicado a la empresa Pharma Prospect SL.

Ha recordado que el presupuesto para estos comicios es de 37,4 millones de euros: 6,2 millones para contrataciones de obras, servicios y suministros imprescindibles para la celebración electoral; 5,2 para el ‘mailing’ único de sobres y papeletas; 4,1 en anticipos a los ayuntamientos: 1,75 en dietas para el personal involucrado en las elecciones, y 11,6 en subvenciones para los partidos, y en estos comicios se prevé un incremento de 8 millones por las medidas ante el coronavirus.