sábado, 27 febrero 2021 23:03

Esta es la mejor estación del año para tener sexo

El deseo sexual varía con el paso de los años. Todas las parejas sufren altibajos en el mismo y no es algo de lo que deberíamos preocuparnos. Al menos, si sucede de forma ocasiones. De hecho, es algo que sube y baja también dependiendo de diversos factores externos como puede ser la estación en la que nos encontremos, así como el momento del día. Sí, dependiendo del momento, tenemos más o menos ganas de sexo.

Por eso, es normal que nos sintamos más activos en determinadas épocas y en otras menos. Aquí juega un papel fundamental nuestra líbido, que no siempre se encuentra en horas altas. Existe una serie de acontecimientos que la pueden aumentar, y casi todos ellos se dan lugar en un momento determinado del año. Normalmente, cuando se acerca o ya ha llegado el calor.

Si a ti también te ocurre, descubre cuál es la mejor estación del año para tener sexo (le pasa a muchas personas).

El deseo sexual varía según la estación

deseo sexual estacion

A la hora de tener sexo, una de las cosas que no pueden faltar es nuestro deseo sexual. De acuerdo a los estudios de varios sexólogos, se reconoce que este puede variar dependiendo de la etapa de la vida en la que nos encontremos. Así, no será igual el que podamos sentir o tener cuando tenemos 20 años que cuando llegamos a edades más avanzadas, como los 60.

Lo mismo que sucede según la edad, también ocurre de acuerdo a la estación del año en la que nos encontremos. Y es que este es otro de los factores fundamentales a la hora de tener más o menos ganas de mantener relaciones sexuales. Por ejemplo, existen dos elementos, como el sol y las altas temperaturas, que juegan un papel primordial dentro de la ecuación.

Ambos nos ayudan a estar más activos. Despiertan nuestro cuerpo y, con él, el resto de nuestros sentidos. Normalmente, el invierno es una época más calmada en todos los aspectos, por lo que el erótico no podía ser menos. A pesar de ello, cada pareja es un mundo y todo se basa en una buena comunicación y una búsqueda efectiva de alternativas con el objetivo de que las chispa no se apague.

Verano, la época en la que se tiene más sexo

verano sexo

Si tenemos en cuenta los dos factores anteriores, podemos llegar a la conclusión de que el verano es la estación del año en la que tenemos más ganas de sexo y, por consiguiente, también en la que es mejor practicarlo. La razón es que, con la líbido a tope, seremos mucho más activos, creativos y, por tanto, disfrutaremos como nunca de las relaciones sexuales.

De acuerdo a una encuesta realizada por un grupo de sexólogos, el 54 por ciento de las personas que respondieron afirmaron que en el verano tenían muchas más ganas de practicarlo. En el puesto número dos encontramos la primavera, en la que coincidían el 48 por ciento de las personas. Los jóvenes mantienen que cuentan con una mayor actividad sexual en estas épocas del año.

Por el contrario, con la llegada del invierno, vemos una recaída bastante pronunciada. Solo un 33 por ciento de las personas encuestadas prefieren esta época para mantener relaciones. De hecho, un dato curioso es que, dentro del invierno, el momento en el que nuestra líbido está más baja es durante la Navidad. A pesar de haber vacaciones y descanso, puede que sea por el alto componente familiar que suponen estas fiestas.

Aumentan las temperaturas y sube la líbido

temperaturas libido

Con el aumento de las temperaturas, empezamos a notar muchos cambios en nuestro cuerpo. Una de las cosas a las que más nos afectan es al estado de ánimo, que notamos cómo aumenta conforme va llegando el calor. Asimismo, esto sucede también con las ganas de tener sexo. Y es que, en verano, tenemos la líbido por las nubes y nuestro deseo sexual se desata.

Esta mejora del ánimo unida a las altas temperaturas es el factor principal que convierte al verano en la mejor época del año a la hora de mantener relaciones sexuales. De acuerdo a la opinión de los sexólogos, tenemos que añadir, además, que el calor también aumenta los niveles de testosterona, serotonina y endorfinas. De este modo, segregamos dichas sustancias de forma natural.

Otro de los factores que repercuten en ello es la prolongación de las horas de sol. A esto tenemos que añadirle, también, el aumento de las relaciones sociales en lugares exteriores, como terrazas, y que disponemos de mucho más tiempo libre y la posibilidad de vestir de forma mucho más ligera que con el frío. Todo esto hace que tengamos una actitud mucho más positiva que se nota también en el dormitorio.

Las vacaciones también aumentan las ganas de sexo

vacaciones sexo

No podemos olvidarnos, por supuesto, de que en el verano también comienza el período de vacaciones para prácticamente todas las personas. En el caso de los jóvenes, termina el curso escolar y muchos esperan con ansias que llegue la época de calor para disfrutar y, por qué no, desmelenarse un poco. De hecho, un dato importante a tener en cuenta es que, para muchos de ellos, el verano es la época donde empiezan a mantener sus primeras relaciones sexuales.

Lo mismo sucede también para los adultos. Las vacaciones estivales son prácticamente sagradas en todos los sectores y todos tenemos unos días de descanso y relajación que podemos aprovechar al máximo sin necesidad de establecer horarios ni sentirnos esclavos de nuestro reloj. Los viajes, huyendo de la rutina diaria, también hacen mucho para que nuestra líbido y deseo sexual aumenten.

Cuando viajamos y desconectamos, nuestra mente se permite olvidar los problemas cotidianos para centrarse en disfrutar de la vida. Esta es una razón muy importante para que nos entren ganas de tener sexo, pues sabemos que no vamos a madrugar al día siguiente y que podemos dedicarle a la actividad todo el tiempo que se merece sin necesidad de estar contando las horas para que llegue el siguiente día. A menos preocupaciones, más ganas de desinhibirnos.