lunes, 8 marzo 2021 10:22

Militares españoles viajan sin vacunar a Rumanía al no poder recibir la segunda dosis

El Ministerio de Defensa ha señalado este martes que los militares españoles desplegados en Rumanía en el marco de una misión de vigilancia de la OTAN en el Mar Negro no han sido vacunados antes de viajar ante la imposibilidad de poder administrarles la segunda dosis en España.

Seis cazas del Ejército del Aire llegaron este lunes a la base rumana de Mijail Koglaniceanu, en la ciudad costera de Constanza, donde se unirán a la misión de patrullaje junto a las fuerzas aéreas rumanas por un periodo de dos meses. Igualmente, España desplegará un equipo de 130 militares para operar las naves y participar en los trabajos de la misión, ninguno de los cuales ha sido vacunado.

La instrucción de Defensa establece la vacunación de todo el personal sanitario por ser crítico, así como la de los militares que vayan a ser desplegados en zonas de operaciones “y el personal de Unidades Operativas (incluyendo su cadena de mando establecida) que tengan un mayor riesgo de Covid-19 debido a las misiones asignadas”.

Según han explicado fuentes del Ministerio que dirige Margarita Robles, el personal del destacamento que participará en esta misión de la OTAN durante los meses de febrero y marzo no ha podido ser vacunado antes del despliegue ante la imposibilidad de poder suministrarles la segunda dosis a tiempo en España.

La vacuna de Pfizer-BioNTech requiere inyectar una segunda dosis 20 días después de la primera para lograr una completa inmunidad frente al virus.

En este marco, el Ministerio está a la espera de confirmación de si la vacunación correrá a cargo de los aliados, en este caso Estados Unidos, al ser considerados ya los militares españoles como personal de la OTAN.

La misión defensiva en Rumanía fue diseñada por la OTAN en 2014 para demostrar la determinación colectiva de los aliados, subrayar la naturaleza defensiva de la OTAN y disuadir cualquier agresión o amenaza de agresión contra los miembros de la OTAN.

Desde entonces, Canadá, Italia, Portugal y Reino Unido han participado en la misión de Policía Aérea en el Mar Negro. Con esta operación se establecen relaciones de entrenamiento y operativas con las Fuerzas Aéreas Rumanas y se protege conjuntamente el espacio aéreo en esta región.