jueves, 25 febrero 2021 17:34

Gobierno Vasco pide a Celaá una relación bilateral que “respete las competencias”

El consejero vasco de Educación, Jokin Bildarratz, ha pedido este jueves a la ministra Isabel Celaá una relación bilateral que “respete las competencias de Euskadi” en materia educativa, después de que en los últimos años “se haya evidenciado un claro interés por recentralizar” la Educación.

Los responsables de Educación de ambas administraciones han mantenido este jueves la primera reunión desde que Bildarratz accediera a su cargo, tras haber sido portavoz del PNV en el Senado. La cita ha tenido lugar en el Ministerio de Educación, en Madrid, y en ella se ha analizado la actualidad del ámbito educativo. La reciente aprobación y entrada en vigor de la nueva Ley de Educación ha sido uno de los principales asuntos que se han abordado en el encuentro.

En un comunicado, el Ejecutivo vasco ha precisado que la retirada de la LOMCE, ante la que el Gobierno Vasco como la práctica totalidad de la comunidad educativa de Euskadi se han mostrado totalmente en contra, abre un nuevo escenario de trabajo y coordinación institucional.

El consejero ha trasladado a la ministra “la necesidad de apostar por una relación institucional bilateral, que respete las competencias” de Euskadi en el ámbito educativo. A su juicio, durante los últimos años se ha evidenciado “un claro interés por centralizar la educación, en detrimento de los intereses educativos” de Euskadi “y de una fluida relación entre ambos Gobiernos”.

Por ello, una vez aprobada la LOMLOE, Jokin Bildarratz ha transmitido a Isabel Celaá su voluntad de impulsar un trabajo conjunto entre ambas instituciones.

Al margen de cuestiones relacionadas con la nueva Ley, Bildarratz ha trasladado otras cuestiones del ámbito educativo “que requieren de una coordinación entre gobiernos”, como la relativa a la tasa de reposición de los colectivos del sector público en el ámbito educativo, cuya aplicación viene marcada en la normativa básica del Estado.

El titular de Educación ha afirmado que limitar esta tasa de reposición “condiciona notablemente el deseo de lograr una mayor estabilización de las plantillas y reducir la interinidad en el ámbito educativo”.

La digitalización ha sido otro de los asuntos abordados, un objetivo que el Gobierno Vasco considera “prioritario y estratégico”, y que persigue desarrollar con fondos propios, pero también a través de los proyectos del Fondo Next Generation Euskadi.

En relación a la gestión de las becas, aunque la nueva Ley reconoce la competencia del Gobierno Vasco para desarrollarlas en base a criterios propios, el consejero ha aprovechado la cita para solicitar a la ministra a que facilite el cierre de los contenciosos que todavía permanecen abiertos, correspondientes a criterios jurídicos basados en la LOMCE, pero que siguen activos.

FORMACIÓN PROFESIONAL

El Departamento vasco de Educación ha destacado, además, el acuerdo que se ha alcanzado en el encuentro en el ámbito de la Formación Profesional. En este sentido, ha informado de que, a petición del Gobierno Vasco, Celaá se ha comprometido a modificar el actual marco normativo, para que el colectivo de profesorado técnico de FP, así como los titulados superiores de formación profesional, puedan presentarse a futuras Ofertas Públicas de Empleo.

En la actualidad, según ha recordado, la normativa en vigor impide que estos profesores sin titulación universitaria puedan optar a una plaza a través de una OPE, al ser “requisito indispensable” disponer de un grado universitario.

Tras la reunión, Jokin Bildarratz e Isabel Celaá han acordado reforzar la relación entre ambos Gobiernos, “para, a través del diálogo, acordar iniciativas que redunden en beneficio de la mejora de la calidad de la enseñanza”.