jueves, 25 febrero 2021 11:57

La Comunidad de Madrid no cambiará protocolos en residencias

La Comunidad de Madrid no cambiará el protocolo de manejo se casos de coronavirus o de visitas en las residencias de ancianos tras el que entró en vigor el pasado 11 de enero para atender al proceso de vacunación, tras el brote en un geriátrico de Becerril de la Sierra donde han fallecido 11 ancianos, han indicado fuentes regionales.

Según la Guía de Medidas frente a la infección por coronavirus en centros residenciales de la Comunidad elaborado por las Consejerías de Políticas Sociales y Sanidad, ante la aparición de síntomas en algún residente, el profesional de enlace del centro contactará inmediatamente con el sistema sanitario.

El caso deberá permanecer en aislamiento desde el momento de la sospecha, a la espera del resultado de la prueba. Asimismo, se iniciará la identificación y vigilancia de contactos.

Los profesionales sanitarios del centro valorarán si el caso presenta síntomas compatibles y, en tal caso, solicitarán la prueba diagnóstica PCR o test antigénico.

Los casos confirmados que no cumplan criterios de hospitalización deberán permanecer aislados, por lo que serán trasladados a la zona Covid-19 de la residencia (zona Roja).

El profesional de enlace de centro lo notificará de manera urgente a la Sección de Epidemiología de la Unidad Técnica del Área Única de Salud Pública que corresponda a la ubicación del centro o, en su defecto, al Servicio de Epidemiología. Además, debe comunicarse diariamente a REDCAP.

La Sección de Epidemiología correspondiente valorará la situación epidemiológica y las medidas de control más apropiadas a la misma. Cumplimentará la encuesta epidemiológica del caso y asesorará al servicio médico de la residencia para la identificación de los contactos estrechos. El seguimiento y el alta de los casos será supervisado por el médico que haya hecho el seguimiento en su centro.

El seguimiento de los casos confirmados en trabajadores será llevado a cabo por la Mutua colaboradora con la Seguridad Social, ya que son considerados como accidente de trabajo.

ESTRATEGIA DE AISLAMIENTO O CUARENTENA

Las actuaciones sobre los contactos estrechos con casos confirmados serán las siguientes: se indicará cuarentena durante los 10 días posteriores al último contacto con el caso confirmado. También recomiendan la realización antígenos según protocolos a los contactos estrechos de un caso para detectar precozmente nuevos casos y poder extender las medidas de cuarentena.

El responsable de la residencia llevará a cabo la identificación de contactos estrechos en colaboración con la Sección de Epidemiología correspondiente. Los contactos estrechos deberán permanecer en cuarentena durante los 10 días posteriores al último contacto con un caso confirmado con infección activa, por lo que serán ubicados en la zona de observación y vigilancia especial (zona amarilla).

A todos los contactos clasificados como estrechos se les realizará una PDIA (PCR o test de antígenos en función de disponibilidad) en las primeras 24 horas.

Durante el confinamiento el caso o contacto debe permanecer en su residencia, preferentemente en una habitación individual, y debe restringir al mínimo las salidas de la habitación, que siempre se realizarán con mascarilla quirúrgica. También se le pedirá que restrinja al máximo posible el contacto con otros residentes.

Si el sujeto aislado presentara algún síntoma de caso sospechoso debe comunicarlo a los servicios médicos, o al teléfono 112 o 061, a la mayor brevedad.

El hecho de estar en aislamiento o cuarentena no implica que los residentes no puedan seguir recibiendo terapias de forma individual en sus habitaciones o en las áreas 23 habilitadas dentro de la misma zona de aislamiento con medidas de higiene antes y después de la terapia.

SALIDAS Y VISITAS

Las Consejería también han puesto en marcha, pasadas las vacaciones navideñas, un nuevo protocolo de visitas y salidas de usuarios de geriátricos de ocho semanas más limitativo que el anterior. Así, desde el lunes 11 se eliminó el criterio de inmunidad y las restricciones se condicionan al nivel epidemiológico de la Comunidad.

Ahora mismo, con el nivel más alto de incidencia de coronavirus, quedan restringidas las salidas a dos veces por semana, una hora y por las inmediaciones del centro. Las visitas de familiares se reducen a una a la semana, y no a dos como hasta ahora.

Los residentes podrán salir de vacaciones cuando la situación epidemiológica lo permita. En este caso, deberán aportar una PCR negativa realizada en las 72 horas previas. Aquellos centros que dispongan de test antigénicos podrán sustituir la PCR por la realización de uno de estos test a la entrada al centro, que se repetirá a las 48 horas y mientras se confirme el resultado, el residente permanecerá en aislamiento.