viernes, 5 marzo 2021 01:48

La incidencia en Baleares a 14 días de COVID-19 se sitúa en 682 casos por 100.000 habitantes

La incidencia acumulada de COVID-19 en los últimos 14 días en el conjunto de Baleares ha registrado “una ligera bajada” de un 3% en una semana al pasar de 704,6 casos por cada 100.000 habitantes a 682,2, según se recoge en el informe 36 del Servicio balear de Epidemiología publicado este viernes.

El informe, dado a conocer este viernes por la Conselleria de Salud y Consumo en un nota de prensa, incluye información hasta el 28 de enero. Así, Formentera duplica su incidencia a 14 días esta semana y ha pasado de 652,3 casos por cada 100.000 habitantes –con 79 positivos en 14 días– a registrar una IA14 de 1.271,6 después de detectar hasta 154 casos positivos en la Isla en dos semanas.

Ibiza continúa siendo la isla con una incidencia a 14 días más elevada. En el último informe elaborado por el Servicio balear de Epidemiología alcanza los 2.402 casos por 100.000 habitantes en 14 días (3.554 positivos validados), mientras que la semana pasada se situaba en los 1.817,6 casos por cada 100.000 habitantes (2.684 positivos en dos semanas). Ello supone un incremento de un 32%.

Menorca también ha visto como su incidencia ha subido en los últimos días, pero de forma más moderada: un 10%. De los 414,4 casos por 100.000 habitantes en 14 días (387 positivos) que marcaba la semana pasada, en el informe de hoy registra una IA14 de 458,3 (428 casos verificados en 14 días).

En Mallorca, por su parte, se ha acelerado la bajada registrada las últimas semanas y es, de hecho, la isla que proporcionalmente registra menos casos de todo el archipiélago. La incidencia esta semana es un 25% inferior a la de la semana pasada.

Así, el pasado viernes marcaba 552,3 casos por cada 100.000 habitantes (4.949 positivos) y hoy tienen una IA14 de 413,6 con 3.706 diagnósticos verificados en las últimas dos semanas.

En total, desde el inicio de la pandemia y hasta el 28 de enero, el Servicio balear de Epidemiología ha validado 51.031 diagnósticos positivos de coronavirus en Baleares: 9.116 en Ibiza, 455 en Formentera, 39.934 en Mallorca y 1.796 en Menorca.

De estos, un 80% (41.149) han presentado síntomas, mientras que un 20% (10.152) han sido asintomáticos. 433 han sido catalogados como casos llegados de otras comunidades autónomas y 172 importados de otros países. 1.289 han sido usuarios de residencias geriátricas y 1.758 sanitarios.

559 defunciones han sido validadas como causa de la COVID-19 hasta que se cerró la elaboración del presente informe, de las que 204 correspondían a personas que vivían en residencias (un 35% del total).

El informe de Epidemiología también realiza un análisis completo del perfil de personas afectadas por COVID-19 desde el inicio de la pandemia: establece que el 52% (26.470) han sido mujeres, frente al 48% (24.831) que han sido hombres. El grupo de edad más numeroso ha sido el de las personas de entre 40-49 años (9.342), seguido de los de 30-39 años (8.763) y de 20-29 (7.827).

El informe 36 del Servicio balear de Epidemiología también establece varias figuras con información sobre la letalidad y la tasa de mortalidad de la enfermedad en las personas diagnosticadas en Baleares.

En cuanto a la letalidad, es de un 1,1%: un 0,9% en mujeres y un 1,3% en hombres. Por grupos de edad, la letalidad es de un 16,2% en las personas mayores de 90 años, de un 12,1% en las personas de entre 80 y 89 años, de un 5,4% en el grupo de entre 70-79 años, de un 1,2% en los de 60-69, de un 0,3% en los de 50-59 y de un 0,1% en los de 40-49 años.

En cuanto al tratamiento que ha precisado la persona enferma de COVID-19 en las Islas, el informe elaborado por el Servicio balear de Epidemiología determina que un 1% de los infectados ha necesitado ingresar en una unidad de cuidados intensivos (570 personas), mientras que el 6% ha tenido que ser hospitalizado en planta: 3.218 casos.

El estudio también revela que los hombres han necesitado más tanto ingresar en la UCI (un 2% frente al 1% de las mujeres) como ser tratados en planta (un 9% de los contagiados frente al 6% de las mujeres infectadas en Baleares).

700 BROTES DETECTADOS

Hasta la publicación del estudio, en las Islas se han detectado 708 brotes, 60 en la última semana y 359 con investigación todavía abierta. En total, se han diagnosticado 5.751 casos positivos asociados, lo que supone aproximadamente el 12% del total.

Un 44% de los brotes (315) fueron de ámbito mixto, un 22% (158) de ámbito familiar y un 13% (91) fueron originados debido a reuniones sociales. En 698 brotes, el caso primario era autóctono.

La media de casos por brote detectado en Baleares ha sido de ocho positivos. Así, los mínimos han registrado tres casos y el máximo, que fue un caso de una residencia geriátrica, tuvo 94 casos asociados.