jueves, 25 febrero 2021 12:35

Cuatro migrantes que huyeron del confinamiento en el Ifab de Albacete, a juicio por desorden

Cuatro varones, identificados como F.A., D.C., A.D. y M.O., nacidos en Ghana, Costa de Marfil y Malí, se enfrentan a una pena de tres años de cárcel por un presunto delito de desorden público y lesiones leves, que habría tenido lugar en agosto del 2020, cuando se escaparon del edificio del Ifab de Albacete donde tendrían que haber hecho cuarentena. Pertenecían al grupo de temporeros en el que se detectó un brote de COVID-19.

Así lo recoge el escrito de Fiscalía. El juicio va a tener lugar en la Audiencia Provincial de Albacete juzgará el próximo viernes, 5 de febrero.

En el escrito se indica que cuando efectivos de la Policía Nacional se disponían a dar el relevo a las unidades que realizaban labores de seguridad en un asentamiento de perdonas confinadas, por cuarentena obligatoria como consecuencia del COVID-19, se produjo una avalancha hacia el exterior del Recinto Ferial IFAB de Albacete, recinto en confinadas, con la intención de salir del mismo.

Ante la situación creada, los agentes procedieron a colocarse formando una barrera para evitar que pudieran abandonar las instalaciones momento en que, gran cantidad de las personas que se encontraban en el lugar de los hechos, procedieron a acometer a los agentes de la exhibiendo algunos de ellos cuchillos y otros objetos contundentes a la vez que les lanzaban adoquines, tableros de madera, botellas llenas de agua.

La actitud de algunos de los confinados hizo que los agentes tuvieran que usar sus armas reglamentarias para impedir que se dispersaran, no consiguiendo su objetivo ya que 70 personas consiguieron sobrepasar la barrera policial y se trasladaron a un parque cercano.

“La situación que se creó fue de tal gravedad que hizo necesario solicitar la nuevos efectivos de la policía que reforzaran la actuación para conseguir que las personas que habían salido del recinto no se dispersaran por el ciudad, con el riesgo de difundir el virus”, ha precisado el fiscal en su escrito.

Como consecuencia de estos hechos resultaron heridos de escasa consideración siete agentes, que acudieron a distintos centros sanitarios para que lea atendieran de las lesiones sufridas.

F.A., D.C. A.D.y M.O., en prisión provisional desde que ocurrieron los hechos, además de a tres años de prisión tendrán que hacer frente a 40 días de multa con una cuota diaria de 6 euros, tendrán que pagar 350 euros a un agente, por los días que tardó en curar de sus lesiones.

Recomienda el fiscal que “dada la gravedad de los hechos, la entidad de la pena solicitada, el evidente riesgo de fuga existente, derivado tanto de la duración de la pena interesada como del hecho de que los acusados, además de ser extranjeros en situación irregular en España, carecen de domicilio conocido”, se mantenga la situación de prisión provisional de los mismos hasta el momento de dictarse sentencia.