martes, 9 marzo 2021 02:36

La Audiencia de A Coruña descarta anular el fallo de Meirás

El recurso contra la sentencia que considera que el pazo de Meirás es propiedad del Estado continúa tramitándose con la personación de un heredero más de la familia Franco, Francisco Franco Martínez-Bordiú.

“Por tener o poder tener interés directo y legítimo en el resultado de este litigio”, según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) en base a la providencia emitida este lunes por la sección tercera de la Audiencia Provincial de A Coruña y que descarta la nulidad de las actuaciones tras el “error” detectado en relación con la propiedad de unas fincas.

El tribunal indica en la providencia que el heredero que se da por personado en la causa ha asumido “como propio todo cuanto se ha actuado y resuelto hasta la fecha en el presente procedimiento, así como lo que pueda resolverse en un futuro a resultas de actuaciones procesales ya implementadas”.

De acuerdo con esa decisión del heredero, los magistrados indican que “no procede acordar sobre la nulidad de las actuaciones llevadas a cabo ante el Juzgado de Primera Instancia”, señala en referencia al fallo que condenó a los Franco a la devolución del Pazo de Meirás y que los herederos del dictador recurrieron ante la citada Audiencia.

En la providencia, contra la que puede interponerse recurso de reposición, el tribunal señala que se considera “necesaria” la presencia como demandado del heredero de la familia Franco.

“En cuanto, aparentemente, sigue siendo el titular registral” de catorce fincas del Pazo de Meirás, pues “no consta su traspaso a Pristina, S.L.”.

El Estado ya había descartado, según confirmó la Delegación del Gobierno, la posibilidad de que hubiese alguna posibilidad de una nulidad en estos momentos pese a haberse detectado un “error” en cuanto a la propiedad de los Franco.

El Ayuntamiento de Sada (A Coruña) también dio por “aclarado y solventado” este asunto con la documentación aportada por la representación de los Franco. A su vez, la representación de los Franco había descartado la posibilidad de pedir la nulidad por esta cuestión.