miércoles, 3 marzo 2021 23:03

El Gobierno condena el golpe de Estado militar en Birmania y pide la liberación de Suu Kyi

El Gobierno español ha condenado “enérgicamente” el golpe de Estado perpetrado por el Ejército de Birmania este lunes y ha reclamado la liberación inmediata de la líder del país, Aung San Suu Kyi, y otros altos cargos, detenidos durante la asonada.

“España condena el golpe de Estado en Birmania”, ha escrito el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su Twitter. “Pedimos la inmediata liberación de todas las personas detenidas y el restablecimiento del proceso democrático”, ha reclamado, defendiendo que “la Constitución y los resultados electorales deben ser respetados”.

En la misma línea se ha pronunciado el Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, condenando “enérgicamente” el golpe de Estado y reclamando “la liberación inmediata de los responsables electos detenidos esta madrugada”.

“Las disputas electorales deben resolverse pacíficamente y por los cauces legalmente previstos”, ha sostenido el departamento que dirige Arancha González Laya en su Twitter.

Según Exteriores, “las elecciones del 8 de noviembre permitieron expresar la voluntad democrática al pueblo de Birmania” por lo que “sus resultados deben ser respetados”.

El Ejército birmano ha decretado el estado de emergencia durante un año tras proceder al arresto de Suu Kyi y de otros altos cargos horas antes de que se instaurara el nuevo Parlamento surgido de las recientes elecciones. Además, los militares, que gobernaron el país hasta 2015, han prometido la celebración de elecciones democráticas libres y justas una vez concluya el estado de emergencia.

El golpe ha llegado tras las recientes tensiones a raíz de las elecciones generales de noviembre, en las que tanto la oposición como el Ejército han denunciado posibles irregularidades, aunque sin presentar pruebas.

En los últimos días la preocupación había aumentado tras las declaraciones del jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing, que llegó a afirmar que la Carta Magna podría ser “revocada”.

Ante los últimos acontecimientos, la Embajada de España en Birmania ha instado a la colonia española en el país asiático a “permanecer en sus domicilios, estar pendiente de las redes sociales de esta Embajada y tener a mano el teléfono de emergencia de la sección consular” así como el correo electrónico de la misma.