martes, 9 marzo 2021 11:25

El Canal de Isabel II de Madrid desembalsa agua de 11 pantanos

El Canal de Isabel II ha desembalsado agua en 11 de sus 13 pantanos debido a su gran volumen, muchos de ellos por encima del 80 por ciento de su capacidad, han informado fuentes de la empresa pública madrileña.

Los desembalses se han producido en Riosequillo, que actualmente tiene 43,4 hectómetros cúbicos y está al 87 por ciento de su capacidad; Puentes Viejas, que tiene 47,3 hectómetros y está al 89 por ciento; Pinilla, que almacena 29,4 hectómetros cúbicos y está al 78 por ciento; El Villar, que está al 105 por ciento de su capacidad y 23,5 por ciento.

Por su parte, el Atazar, el pantano más grande de la región, acumula 333,17 hectómetros cúbicos de agua y está al 78 por ciento; El Vado, al 86 por ciento y 47,6 hectómetros; Pedrezuela, que tiene 34,14 hectómetros y está al 84 por ciento de su capacidad; Santillana, que tiene 84,47 hectómetros y está al 93 por ciento; La Jarosa, con 5,76 hectómetros y está al 80 por ciento; y Navalmedio, que tiene 0,38 hectómetros cúbicos de agua.

Los embalses gestionados por Canal de Isabel II han empezado febrero con 787 hectómetros cúbicos almacenados de media, por lo que están al 83,4 por ciento de su capacidad total, un dato que supera en 17,6 puntos a la media registrada para estas fechas durante los últimos 30 años, y que se sitúa 14,8 puntos por encima del volumen embalsado al finalizar enero de 2020.

Es el dato más alto desde 1998, y el segundo mayor en los últimos 30 años. Este nivel, además, se sitúa muy próximo al límite del volumen estacional máximo que pueden almacenar los embalses de la empresa pública de la Comunidad de Madrid en esta época del año para cumplir con los niveles de resguardo establecidos y poder recibir las avenidas de agua procedente del deshielo o de precipitaciones.

Las precipitaciones en forma de nieve que dejó la borrasca Filomena y las lluvias posteriores provocaron un aumento de las aportaciones recibidas en los embalses en el mes de enero, que ascendieron a 178 hectómetros cúbicos, un dato que supera a la media histórica para el mes de enero en un 86,5 por ciento.

Este dato, sumado a las aportaciones registradas en los embalses desde el inicio del año hidrológico en octubre, sitúa a los cuatro primeros meses del año hidrológico 2020-2021 como los de mayores aportaciones desde 2004. Si la media de aportaciones acumuladas para estas alturas del año hidrológico es de 268,8 hectómetros cúbicos, entre octubre de 2020 y enero de 2021 los ríos aportaron a los embalses gestionados por Canal más de 400 hectómetros cúbicos de agua.

Por otro lado, el volumen de agua derivada para consumo ascendió en enero a 39,2 hectómetros cúbicos, un 11,1 por ciento más que el registrado hace un año.