lunes, 8 marzo 2021 16:40

Puig pide a Ayuso coordinación y no hace “la guerra por su cuenta”

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido a su homóloga en la Comunidad de Madrid, la ‘popular’ Isabel Díaz Ayuso, coordinación en las medidas contra la pandemia porque “es absolutamente absurdo pensar que alguien puede hacer la guerra por su cuenta” y le ha exhortado: “Cada uno debe asumir su responsabilidad y ser consecuente”.

Puig, en una entrevista a RNE, se ha referido así preguntado por si considera responsable la decisión de Ayuso de levantar restricciones a la hostelería en estos momentos.

Al respecto, ha señalado que no quiere “decir a ningún responsable lo que tiene que hacer”, pero ha recalcado que, para el Consell, lo que está “claro es que el objetivo es salvar vidas y también salvar empleos y empresas y para ello desde luego tenemos que superar la pandemia”. “Esa es la hoja de ruta que es la más razonable, pero si alguien tiene otra visión, la respeto aunque desde luego no la comparto”, ha recalcado.

En esta línea, sobre si esta estrategia de Madrid puede suponer un problema, ha constatado que “el virus no tiene fronteras y actuará donde pueda hacer más daño”. Por ello, “se necesitan herramientas con la mayor concertación posible y si no la hay pueda haber algunos desfases que no contribuyan a la superación global” de la pandemia porque “este es el virus de la globalización y pensar que alguien pueda hacer la guerra por su cuenta es absolutamente absurdo”.

En ese sentido, preguntado por si debe ser ahora el Gobierno central quien dé un paso adelante como reclama Madrid, ha replicado que las comunidades tienen “una altísima capacidad de poner restricciones, de administrar su autogobierno y esa debe ser la actitud leal y responsable que debemos tener”.

“Mirar siempre hacia otro lado y no asumir la propia responsabilidad lo único que hace es que la ciudadanía pierda confianza en las instituciones y que los políticos pierdan credibilidad”, ha constatado.

ESTADO DE ALARMA

Por otra parte, ha considerado que “sería bueno” que “más pronto que tarde” se evaluara el funcionamiento de este estado de alarma, primero en el Consejo Interterritorial de Sanidad y luego en una Conferencia de Presidentes, para estudiar si hay que tomar alguna medida al margen de lo que el actual permite, así como analizar las posibles consecuencias de la introducción de la nueva cepa inglesa.

En ese sentido, ha descartado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no quiera modificar el estado de alarma por una decisión política por las elecciones catalanas y cambie de postura tras el 14 de febrero. “Pienso que no puede ni debe ser así”, ha subrayado.

De hecho, Puig, que ha aclarado que no ha realizado una petición formal para esta reunión, se ha mostrado “seguro” de que esta reflexión “se va a hacer” porque “hay que evaluar y en función de esa evaluación actuar”.