jueves, 4 marzo 2021 23:10

Puigdemont (Junts) pide evitar que PSC y comuns lleven la “decadencia” a Cataluña

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado este martes que sólo una victoria de Junts evitará que el cabeza de lista del PSC, Salvador Illa, y la de los comuns, Jéssica Albiach, lleven la “decadencia” que vive Barcelona al resto de Cataluña.

Así lo ha manifestado en un mitin presencial y telemático en Terrassa (Barcelona), en el que también ha participado la candidata de Junts a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs; la vicepresidenta de Junts, Elsa Artadi; los consellers Damià Calvet y Daniel Sàmper, y los exconsellers Josep Rull y Lluís Puig.

Según Puigdemont, no es lo mismo que tras el 14 de febrero gobierne Illa o Borràs, y por ello ha erigido a Junts como la única alternativa que frenará un eventual Govern integrado por los socialistas y los comuns: “Sólo con Borràs de presidenta se evitará que Illa y Albiach le hagan a Cataluña lo que están haciendo en Barcelona. No quiero ver esta decadencia para nuestra nación”.

El también cabeza de lista de Junts, pese a no ser el presidenciable efectivo, ha constatado que Illa pertenece a un partido que ha gobernado España más de 23 años, por lo que “viene de una cultura política responsable de datos como que sea el peor país de la UE en paro juvenil”.

También ha advertido de que, a medida que avance la campaña, aumentará la presión sobre los indecisos y sobre los que no saben si irán a votar, y ha llamado de nuevo a votar: “Si votamos, ganamos”.

PREGUNTA A ICETA

En esta ocasión, Borràs ha intervenido también por vía telemática porque está en el Congreso, donde este miércoles el nuevo ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, se ha estrenado en la sesión de control al Gobierno.

La candidata ha explicado que preguntará a Iceta cómo resolverá “todos los incumplimientos que el Estado acumula con Cataluña, pero a menos que se arranque a bailar, sólo dirá palabras y más palabras, y no las de Hamlet o Shakespeare”.

Artadi se ha sumado a las críticas a Illa, cuestionando que pueda reconciliar a los catalanes teniendo en cuenta que “pocos días después del 1-O envió un correo electrónico a la militancia del PSC animándolos a manifestarse con Sociedad Civil Catalana”.

“Y tras su gestión de la pandemia, el peor ministro de Sanidad de toda Europa, lo envían a Cataluña. Esto es un menosprecio a los catalanes”, ha lamentado.

Como Puigdemont, también ha criticado la posibilidad de que los comuns estén en el futuro Govern, tras reprochar su gestión en el Ayuntamiento de Barcelona y el papel que juegan en el Ejecutivo central, donde comparten gobierno con el PSOE: “No a los socialistas en el Govern, y no a los comuns”.

El conseller Calvet ha criticado que los socialistas planteen traer el Senado a Cataluña, destacando que es una propuesta que viene de la época en la que gobernaba Felipe González, y ha pedido “menos instituciones españolas en Cataluña y más inversiones”.

SOBRE LLUÍS PUIG

Rull se ha dirigido al también exconseller Lluís Puig, que ha intervenido por vía telemática desde Bruselas, para asegurarlo que su “exilio valdrá la pena”.

“Tu exilio nos traerá tantas victorias como las que tú, con tu generosidad, has dado a los catalanes. Tu victoria en el Tribunal de Apelación de Bruselas es un regalo que nos has dado a todos los catalanes”, ha indicado.

A su juicio, si hay una parte que no quiere negociar, la alternativa no puede ser la resignación, y ha asegurado que el Tribunal Constitucional (TC) “no tiene ninguna legitimidad” sobre lo que son los catalanes.

RULL: “NO SE NEGOCIO DESDE LA RENUNCIA”

Según Rull, el Gobierno sólo se sentará a negociar si son fuertes y “no se negocia desde las renuncias”.

“Se negocia desde la firmeza y la determinación. El 1-O existió, fue un referéndum, no renunciaremos al 1-O. El camino que hemos hecho ha valido la pena, y saldremos adelante si mantenemos esta firmeza con actitud constructiva y ambiciosa”, ha zanjado.