jueves, 25 febrero 2021 14:49

Descienden a 167 los nuevos casos de Covid en Navarra

Navarra detectó este martes 167 nuevos casos positivos de infección por Covid-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar en el sistema público de salud 3.394 pruebas (2.209 pruebas PCR y 1.185 test de antígenos), con un 4,9% de positivos.

Por otro lado, se produjeron 10 nuevos ingresos en la Comunidad foral relacionados con esta enfermedad, ninguno en la UCI. Asimismo, ayer no se registró ningún fallecimiento pero se notificaron tres decesos de días previos, dos mujeres de 80 y 92 años, y un hombre de 83 años. El número total de muertes confirmadas por esta causa en Navarra se sitúa, por tanto, en 1.042.

La ocupación hospitalaria, por otra parte, se mantiene estable con 197 pacientes ingresados, 32 de ellos en UCI, es decir, dos menos que ayer.

Según se recoge en el último informe epidemiológico, en la semana del 18 al 24 de enero, que es la última semana con datos completos, se registraron en Navarra 113 defunciones (15 de las cuales se confirmaron por Covid-19), que representan un 13,3% del total, “un número de defunciones que está dentro del rango normal”. Las dos semanas anteriores, este porcentaje se situó en el 8,3% y 9,5%, respectivamente.

Además, también se señala en el último informe que en las cuatro últimas semanas analizadas, la mortalidad general en Navarra ha sido un 10% menor que la registrada de promedio en el mismo periodo de los 5 años previos. “Esto sugiere que las medidas preventivas implantadas han prevenido un mayor número de muertes debidas a otras causas que las muertes que se han sumado a causa del Covid-19”, se afirma en el Informe.

Por zonas, en Pamplona y su comarca se registraron el 58% de los casos positivos detectados este martes, en el área de Estella el 17% y en la de Tudela, el 9%. Los demás positivos (16%) se reparten por otras zonas de Navarra.

Respecto a los profesionales sanitarios del Sistema Público de Salud afectados por Covid-19, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, en la actualidad hay 68 positivos activos y en la última semana se han producido 28 nuevos contagios. La plantilla está compuesta por casi 13.000 profesionales.

En cuanto a la distribución por franjas de edad de los nuevos casos registrados, el grupo mayoritario es el de menores de 15 años con un 20% y los grupos de 15 a 29 años y el de 45 a 59 años, ambos con un 19%. A continuación, se sitúa el grupo de 30 a 44 años, con 18%. Finalmente, los grupos de 60 a 75 años y el de mayores de 75 años ambos registran un 12% de los nuevos contagios. La edad media de los nuevos positivos está en los 39,9 años. Con respecto al género, el 55% de los casos son mujeres y el 45%, hombres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, tras el balance de ingresos y altas, 197 personas permanecen ingresadas con y por Covid-19 (uno menos que ayer), 32 de las cuales se encuentran en puestos UCI (dos menos que ayer) y otras 20 en hospitalización domiciliaria (dos más que ayer). Los demás, 145 pacientes, están en planta (uno menos que ayer). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios Covid-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus, según los reportes diarios y una vez realizado el correspondiente ajuste mensual con los datos del Ministerio de Sanidad, se sitúa en Navarra en 49.004.

LOS CASOS DESCIENDEN UN 12%

El último informe epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 25 al 31 de enero, muestra para Navarra un total de 1.496 casos por PCR o antígeno (227 por 100.000 habitantes) lo que supone un descenso del 12% respecto a la semana anterior donde se registraron 1.673 casos por PCR o por antígeno (253 por 100.000 habitantes).

El 73% de estos nuevos casos eran sintomáticos, y el 73% habían sido contacto de otros casos confirmados. El ámbito de transmisión en el domicilio se ha estabilizado, aunque sigue siendo el más frecuente (48%). Descendieron ligeramente los otros dos ámbitos de transmisión más frecuentes, el de los casos que desconocen el origen de la infección (25%), y los de ámbito social que incluye reuniones de familiares no convivientes (16%). La transmisión en el ámbito laboral supone el 5% de los casos, al escolar el 3,5%, y la transmisión en centros sociosanitarios ha descendido hasta el 1,8% de todos los casos.

Aumentan los casos en el grupo de edad de 4 a 14 años (12%), se estabilizan en el resto de los grupos menores de 35 años y descienden en mayores de 35 años de edad. El descenso alcanza el 20% en los mayores de 55 años. Estos cambios en el patrón de edades pueden contribuir a una menor proporción de formas graves en las próximas semanas.

Por otro lado, entre el 25 al 31 de enero se produjeron 80 ingresos hospitalarios por Covid-19, mostrando un principio de descenso respecto a los 115 de la semana anterior. Los ingresos en UCI atribuibles a Covid-19 también han descendido de 20 a 13, mientras que las defunciones por Covid-19 han aumentado de 15 a 24. Entre los casos confirmados desde el 11 de mayo, el 6,5% requirió ingreso, 7,4 por mil ingresó en UCI y 13,9 por mil falleció a causa del Covid-19.

El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de Covid-19 desde el 11 de mayo es apreciable (1,9%) en menores de 5 años, desciende en niños de 5 a 14 años, y aumenta progresivamente en los siguientes grupos de edad. A partir de 65 años la proporción de ingresados alcanzó el 18,6% y a partir de los 85 años fue del 31%. Los ingresos en UCI se han producido a partir del grupo de 25 años y alcanzan el 4% en el grupo de 65 a 74 años. Los fallecimientos se produjeron en los grupos de 35 años en adelante y entre los casos mayores de 85 años fallecieron el 22%.

DISMINUYE LA TRANSMISIÓN DEL VIRUS

El informe concluye que desciende la transmisión y el número de ingresos por Covid-19, sobre todo en los mayores de 55 años, lo cual sugiere “expectativas favorables en los indicadores de gravedad”. Las defunciones aumentan por efecto de la transmisión en semanas previas.

Según recoge el informe, “las medidas preventivas a las que se está sumando la vacunación, están consiguiendo moderar la transmisión del virus, a pesar de las condiciones desfavorables del invierno”.