viernes, 26 febrero 2021 22:03

Cataluña amplía el horario en bares y permite la apertura de gimnasios

El secretario general de Salud de la Generalitat, Marc Ramentol, ha concretado este jueves las nuevas restricciones por la pandemia de coronavirus, que entrarán en vigor a partir del lunes por un periodo inicial de 14 días, entre las que destacan la ampliación del horario en bares y restaurantes así como la reapertura de los gimnasios con un 30% de aforo y un máximo de seis personas en actividades grupales.

Lo ha explicado en rueda de prensa junto a la secretaria general de Interior, Elisabeth Abad, en la que ha precisado que se añadirá una hora al horario de desayunos y almuerzos –de 7.30 a 10.30 horas, y de 13 a 16.30 horas, respectivamente– pero se mantendrá la prohibición de servir cenas; mientras que el confinamiento municipal vigente en Catalunya pasará a ser comarcal a partir del lunes.

Ramentol ha argumentado que la situación epidemiológica obliga a que la mayor parte de las restricciones vigentes lo sigan estando: “No es momento de relajar las grandes medidas que nos están ayudando a controlar la evolución de la pandemia”.

Sin embargo, el secretario ha defendido que cuando la pandemia entra en una situación de control como la actual, en la que se está registrando un descenso de los indicadores, tienen que “ser capaces de dar un poco de aire” a los sectores y a la ciudadanía que llevan tiempo aguantando el peso de las medidas, en sus palabras.

Así, otra de las novedades que contemplan las nuevas restricciones es la reanudación de las competiciones deportivas que dan acceso a las hasta ahora permitidas –competiciones estatales y profesionales–, una medida que Ramentol ha descrito como “necesaria para mantener la vitalidad del deporte catalán” y que afectará a cerca de 4.600 personas.

ÁMBITO EDUCATIVO

En el ámbito educativo se mantienen las restricciones en las escuelas y los estudios posobligatorios, así como la suspensión general de las actividades extraescolares a excepción de aquellas que se organizan en las mismas escuelas, pero como novedad se permitirá la semipresencialidad en escuelas de música y danza.

Sobre estas escuelas de música y danza, Ramentol ha explicado que es un tipo de centro “muy concreto” que cuenta con la certificación de la Conselleria de Educación y pertenecen al ámbito educativo no reglado pero son imprescindibles para acceder al ámbito reglado, en sus palabras.

Respecto a la formación universitaria, Ramentol ha destacado que se mantiene el enseñamiento virtual de forma general a excepción de la franja de alumnos de primer año, a los que se autoriza para retomar “cierta presencialidad” si la universidad así lo considera.

COMERCIO

Las actividades culturales seguirán abiertas con un aforo del 50% y un máximo de 1.000 personas si la ventilación es óptima y se incluyen las librerías como establecimiento cultural por lo que se las “exime de las medidas de restricción que afectan al comercio”, ha explicado Ramentol.

En el ámbito del comercio se mantienen las restricciones vigentes por lo que podrán abrir aquellos comercios con una superficie de hasta 400 metros cuadrados con un 30% de su aforo entre semana y los fines de semana solo podrán abrir aquellos establecimientos de productos esenciales, mientras que los centros comerciales permanecerán cerrados todos los días.

Se mantienen también el confinamiento perimetral de Cataluña, el toque de queda desde las 22.00 hasta las 6.00 horas y la limitación de los encuentros sociales a un máximo de seis personas de hasta dos burbujas de convivencia.

“TRES AMENAZAS”

Ramentol ha explicado que la evolución de la situación epidemiológica de la pandemia en Cataluña está sujeta a “tres amenazas” que han condicionado la decisión sobre las nuevas restricciones.

La primera amenaza es el papel de las nuevas variantes en la evolución de la pandemia, la segunda es la situación de tensión asistencial que “sigue y seguirá registrando” el sistema sanitario catalán con una desprogramación de intervenciones que oscila entre un 20 y un 30%.

La última amenaza para Ramentol es “la disminución de las dosis comprometidas” de la vacuna contra el coronavirus, que ha repercutido en la primera etapa del plan de vacunación con una ralentización de la administración de las vacunas.