jueves, 25 febrero 2021 12:18

¿Cómo saber si tienes rinitis alérgica?

Las dolencias que afectan a las vías respiratorias son las más comunes y, a la vez, las que más molestias causan en el día a día de las personas que la sufren. Se trata de un trastorno que ataca directamente a la mucosa nasal con las conocidas consecuencias: picor, estornudos, dificultades para respirar, e incluso falta de olfato.

Algunas de las patologías más comunes que afectan a las vías respiratorias altas son la gripe, el resfriado y la rinitis. Estos tipos de dolencias, surgen por distintos motivos. Así, se puede hablar de tipos de rinitis divididas en dos grandes grupos: rinitis alérgicas y rinitis no alérgicas.

tipos de rinitis

Tal y como explican en el Blog Tu Equilibrio y Bienestar, donde profesionales sanitarios de la medicina o la farmacia ofrecen consejos y cuidados para la salud, los síntomas comunes a todas las rinitis son la obstrucción y el picor nasal, la secreción de mucosa y los estornudos.

Más allá de esto, los distintos tipos de rinitis incluyen algunas características concretas que conviene saber.

Tipos de rinitis respecto al tiempo de afección

Una de las cosas más relevantes a tener en cuenta es el tiempo que dura la afección. En el ámbito médico se valoran como afecciones agudas aquellas que duran 4 semanas o menos. Si el tiempo es superior, entonces se entiende que la dolencia que sufre el paciente es crónica.

A esto se puede sumar la gravedad de la rinitis, que puede ser leve, moderada o grave dependiendo de cómo afecte al paciente y qué tipo de síntomas sufra.

Rinitis infecciosa y rinitis no infecciosa

Los profesionales médicos consideran rinitis infecciosa a aquellas que surgen por la aparición de virus o bacterias en el organismo. Todas las demás, incluyendo las rinitis alérgicas, están clasificadas como rinitis no infecciosas.

Tipos de rinitis no infecciosas

La rinitis alérgica, como señalan los sanitarios, es la más común y extendida. Suele aparecer sobre todo en las estaciones de primavera y otoño y afecta a una gran parte de la población.

Más allá de esto, surgen problemas de rinitis relacionados con el uso de medicamentos o por efecto de problemas hormonales relacionados con la tiroides o el embarazo, por ejemplo.

¿Rinitis o resfriado?

Es muy común confundir los distintos tipos de rinitis con los síntomas derivados de un resfriado. Sin embargo, es relativamente fácil advertir la diferencia con un conocimiento general de los síntomas que se diferencian de una dolencia a otra.

Las principales y más fáciles de identificar son las siguientes: el resfriado incluye los síntomas de congestión, picores y estornudos, pero a estos se le suman el dolor de garganta, la fiebre y el ‘mal cuerpo’, algo que no aparece de manera general en los distintos tipos de rinitis.

Además, el resfriado se alarga durante unos 3 o 4 días de manera general, mientras que la rinitis se sufre en un proceso más largo que alcanza e incluso supera a la semana.

¿Rinitis o gripe?

Otra de las confusiones típicas es la que se da entre el cuadro de rinitis y el de la gripe. ¿Principales diferencias? Mientras que la rinitis causa picor en ojos y nariz, la gripe no se caracteriza especialmente por ello.

Además, la gripe incluye tos mucosa, fiebre y un malestar general con preponderancia de cansancio y dolor de garganta. La rinitis, como ya se ha indicado en el caso del resfriado, está libre de estos síntomas y solo genera esa sensación de malestar y taponamiento en las vías respiratorias.

Estas son las principales pistas para reconocer los distintos tipos de rinitis y para diferenciarlas de la gripe y el resfriado común. En todo caso, siempre es recomendable seguir los consejos y recomendaciones de los sanitarios para tratar y recuperarse de estas dolencias.