jueves, 25 febrero 2021 17:21

Borràs a Illa e Iceta: “No os creéis ni vosotros que sois de izquierdas”

La candidata de Junts a las elecciones catalanas, Laura Borràs, ha replicado este sábado al cabeza de lista del PSC, Salvador Illa, y al ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, que no se creen ni ellos que su partido es de izquierdas.

No se puede ser de izquierda sin ser demócrata, y si se avala la deriva autoritaria del Estado, que ni siquiera obedece a la justicia europea. Miquel, Salvador: ¡Que sois de izquierdas no os lo creéis ni vosotros! El problema es que ya no se lo cree nadie. Por todo lo que hacéis, nadie se puede creer lo que decís”, ha subrayado en un mitin presencial y telemático en Igualada (Barcelona), con el expresidente de Carles Puigdemont y los exconsellers Jordi Turull y Josep Rull.

Para Borràs, Junts es un espacio “rico, transversal y confluencia, y que antepone lo que une y no lo que separa”, y ha reivindicado también la hoja de ruta independentista que presentaron, asegurando que de momento es la única que se ha presentado.

Después de que Illa criticara la vía independentista de Junts, considera que lo que temen Illa e Iceta es que saben que Junts puede sacarla adelante: “Saben que nos lo creemos, y que lo volveremos a hacer, y por eso somos el enemigo a batir”.

También se ha referido a la polémica generada después de que, en redes sociales, se haya viralizado un vídeo en que una funcionaria municipal de limpieza descuelga un cartel electoral de Borràs y lo sustituye por otro de la candidata de los comuns, Jéssica Albiach.

Por cada cartel que nos descuelguen, nosotros colgaremos muchos otros. Es lo que haremos y seguiremos haciendo, luchar contra la adversidad, sobreponernos y llenar las urnas de papeletas el 14 de febrero”, ha explicado.

En su intervención telemática desde Waterloo (Bélgica), Puigdemont ha sido más contundente al referirse al episodio de la retirada de los carteles de Junts, y ha acusado a los comuns de emular “la obsesión por la operación limpieza” del concejal de BCN Canvi, Manuel Valls.

“A los comuns se les ha pegado la manía de sus socios, del xenófobo nacionalista que les ayudó a ganar injustamente la alcaldía. Esta obsesión por la operación limpieza. Han decidido que entre los carteles electorales a quitar estén los de Junts”, ha lamentado.

El expresidente ha insistido en que concurren a las elecciones en unas condiciones inferiores a la del resto de formaciones, lo cual les genera dificultades, y ha reiterado que es una campaña de “todos juntos contra Junts”.

El exconseller Rull ha lamentado que haya partidos que defiendan sólo un referéndum acordado, y les ha respondido que la alternativa a un referéndum acordado “no es la resignación, es el 1-O y el 27-O” de otoño de 2017.

Para Turull, las elecciones van de acciones y también de actitudes para que las primeras tengan los efectos buscados, y más cuando hay un Estado “que va a por todas para intentar anular los derechos y las libertades de los ciudadanos”.

Por eso, admite que le disgusta que haya quien emplace a Junts a resignarse y a tocar con los pies en el suelo, en un mensaje implícito a ERC y al PDeCAT: ¿Tocar de pies en el suelo para qué? ¿Para que el siguiente paso sea estar arrodillados en el suelo? Tenemos los pies en el suelo para defender el 1-O”.

También ha criticado a los que les emplazan a pasar página, algo que reitera el cabeza de lista del PSC, Salvador Illa, y ha llamado a escribir las futuras hojas de la historia de Cataluña “con letras de oro”.

Después de que la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, haya sostenido que en España hay políticos presos y no presos políticos, Rull le ha recordado que el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, no es un político: “Es el presidente de una de las entidades culturales más importantes de toda Europa. No es un político preso, es un preso político por defender políticamente sus ideas”.

“Todos somos presos políticos que nos han encerrado y nos han abocado al exilio por defender unas ideas justas”, ha recalcado Rull, que cree que el alto representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, no tiene legitimidad alguna a la hora de hablar de vulneración derechos políticos después de que el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, le reprochara la situación de los presos del 1-O cuando pidió la libertad del opositor Alexei Navalni.