sábado, 6 marzo 2021 01:40

Arrimadas ve en el proceso independentista “un gran atraco”

La presidenta de Cs, Inés Arrimadas, ha tachado al proceso independentista de ser “un gran engaño, fractura y un gran atraco”, y ha manifestado su deseo de que a partir del 14F haya un Govern limpio que lleve a Cataluña a la regeneración, en sus palabras.

“Este ‘procés’ ha sido un gran despilfarro, Es que nos han estado atracando durante todos estos años y los catalanes estamos hartos de que nos atraquen”, ha dicho este lunes en un acto telemático de Cs en Barcelona sobre corrupción.

Arrimadas ha apostado por un Govern tras el 14F que sea “limpio, que tenga tolerancia 0 con la corrupción y que lo lidere un partido que tenga las manos libres para luchar contra la corrupción”, que cree que ese es Cs.

Ha criticado que en Cataluña “durante muchos años el nacionalismo ha servido de excusa para que algunos se forren, con los desvíos de fondos para el ‘procés’, los chiringuitos y par enchufar a amigos”.

Por eso Arrimadas ha puesto en valor que Cs es –en sus palabras– el único partido que quiere y puede hablar de corrupción, ya que ha destacado que a la que ha habido una sospecha dentro del partido se ha apartado a los implicados o lo han hecho ellos por su propia cuenta: “Tenemos el caso de Jordi Cañas que dimitió y era inocente, pero para que nadie tuviera ninguna duda dimitió”.

La presidenta de Cs también ha criticado a Junts por escoger a una candidata para el 14F que está imputada por fraccionar contratos en su etapa en la Institución de las Letras Catalanas (ILC): “¿Qué grado de putrefacción tenemos para que se vea normal que ni se hable de que tenemos una candidata imputada por corrupción?”.

Por último, Arrimadas ha acusado al resto de formaciones de querer “controlar a los jueces –ya sea Podemos, el PP, el PSOE o nacionalistas– porque todos quieren blindarse ante las investigaciones por corrupción”, y reivindica a Cs como el único que no quiere repartirse los jueces, en sus palabras.

EDMUNDO BAL

El portavoz adjunto de Cs en el Congreso, Edmundo Bal, ha asegurado que Cs no ha “bajado los brazos” ni se ha rendido ante la corrupción, en sus palabras, y ha puesto en valor que han perfeccionado la ley contra la corrupción y que la han vuelto a registrar en el Congreso.

Ha destacado que, entre otras medidas, la ley prevé la protección de denunciantes, una agencia de protección de testigos, el aumento de las penas por cohecho, y un nuevo delito sobre el “enriquecimiento ilícito de los políticos”, así como la prohibición de dar indultos por corrupción.