martes, 2 marzo 2021 16:26

Los beneficios de caminar y por qué deberías hacerlo más

Ya sea por falta de tiempo o de costumbre, a menudo tendemos a coger el coche o un autobús para ir a sitios que perfectamente podríamos llegar andando. Muchos consideran que el caminar hace bien solamente a las personas mayores. No obstante, existen estudios científicos que se han encargado de echar por la borda esta teoría popular. Una buena caminata hace bien a todos, sin importar su estado físico o su edad. La Universidad de Harvard ha publicado recientemente un artículo titulado “No subestimes el poder de una caminata”. En él, la prestigiosa facultad norteamericana ha explicado al detalle todas las ventajas que puede ocasionar el salir a andar con frecuencia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja recorrer a pie unos 10.000 pasos diarios (aproximadamente 8 kilómetros). Aquí explicaremos los motivos por los cuáles este hábito es sumamente beneficioso para nuestro organismo. Mejora la salud física y también la salud mental.

La importancia de una caminata en tiempos de pandemia

CAMINAR CON MASCARILLA

Jamás nos hemos percatado de lo importante que es regalarse a uno mismo un momento de desconexión todos los días. Hemos necesitado la llegada de una pandemia para darnos cuenta de ello. Producto del brote mundial de Covid-19, España ha llevado a cabo el año pasado un confinamiento estricto durante casi dos meses. A principios de mayo de 2020, el Gobierno dio inicio a la desescalada y con ella comenzaron a permitirse los paseos en determinados horarios. ¿Lo recuerdan? Millones de personas, ya cansadas del encierro, salían a diario de sus casas a dar vueltas sin rumbo por su barrio. Semanas después reabrieron los bares, los cines, las playas y estas caminatas quedaron en el olvido.

El inicio del 2021 nos nos encuentra otra vez en un contexto en que las actividades de ocio están restringidas y la vida social esta nuevamente limitada. ¿Qué nos queda entonces? Andar. Según la Universidad de Harvard, caminar mejora nuestra memoria y disminuye el deterioro que el paso del tiempo va produciendo en nuestro cerebro. Al mismo tiempo, incrementa nuestra atención y nos permite una mayor capacidad de análisis y compresión. Nada mejor que reflexionar sobre nuestros asuntos personales mientras caminamos. Este hábito también reduce los niveles de ansiedad.