viernes, 5 marzo 2021 13:12

Castilla y León cerró la última semana con menos positivos

La semana del 1 de febrero se ha cerrado con una evolución a mejor de la práctica totalidad de las estadísticas relacionadas con la pandemia del coronavirus en Castilla y León, al notificarse un total de 8.414 positivos, un 43 por ciento menos que en la semana del 25 de enero; 236 fallecidos –en la semana precedente fueron 258–; y 2.198 pacientes ingresados en los hospitales frente a los 2.420 de hace siete días.

Así se observa en las estadísticas que refleja la Junta en la web de Situación epidemiológica del coronavirus del Coronavirus.

En datos notificados entre el 1 y el 8 de febrero, la cifra de nuevos positivos en Castilla y León ha ascendido a 8.414, con un descenso notable con respecto a la semana del 25 de enero, cuando se sumaron 14.750, lo que ya suponía una cifra menor que en la semana previa, la del 18 de enero, cuando se contabilizaron 17.700 positivos nuevos.

Así, el descenso en la cifra total de nuevos contagios en esta última semana con respecto a la anterior ha sido del 43 por ciento.

De hecho, los indicadores de incidencia acumulada del COVID-19 siguieron su descenso en esta última semana, al pasar de 591 casos por cada 100.000 habitantes en los 7 días previos el pasado lunes a 332 hoy (259 puntos menos) y de 1.333 a 938 casos por 100.000 a 14 días (395 menos).

También se apuntan descensos por primera vez en esta tercera ola en los datos de fallecidos, ya que entre el 1 y el 8 de febrero se han notificado 236 muertes (219 en hospitales y 17 en residencias), frente a las 258 de la semana del 25 de enero (234 en hospitales y 24 en residencias). Aun así, los datos de esta última semana han llevado a superar los 6.000 fallecimientos en estos centros en la comunidad desde marzo (6.098).

Si los fallecimientos no aumentan en las próximas semanas, la cifra de la semana del 25 de enero quedará ligeramente por debajo del máximo de la segunda ola (267 muertes entre el 9 y el 16 de noviembre, aunque entonces la cifra de fallecidos en los hospitales fue inferior, con 225).

DIEZ PACIENTES MENOS EN LAS UCI QUE HACE UNA SEMANA

También se observa un descenso en los datos de pacientes ingresados con COVID-19 que la pasada semana habían llevado casi a la saturación a las unidades de críticos de varios hospitales de la Comunidad. Así, se ha pasado de 2.420 personas con COVID-19 en centros hospitalarios el pasado día 1 a 2.198 este lunes (un 9,2 por ciento menos).

El descenso, eso sí, es más acusado en los pacientes ingresados en planta, que han pasado de 2.096 a 1.884, mientras que en las UCI se ha pasado de 324 personas el pasado lunes a 314 este día 8.

Cabe recordar que pese al ligero alivio en estos últimos días, los hospitales de la comunidad cuentan con 414 pacientes ingresados cuando al principio de la pandemia tenían 331 plazas en sus UCI. Por ello ha sido necesario habilitar más de 150 puestos en detrimento de otros servicios hospitalarios de modo que su ocupación, teniendo en cuenta las camas extendidas, es actualmente del 73 por ciento.