domingo, 20 junio 2021 05:27

Los constitucionalistas superarían en votos a los independentistas

La suma de los partidos no nacionalistas que concurren a las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero superaría en votos y también en escaños a las fuerzas independentistas, según los trackings internos que maneja Ciudadanos a fecha de este lunes.

Fuentes de la formación naranja afirman que, a día de hoy, Cs, el PSC, Catalunya En Comú Podem y Vox obtendrían juntos un porcentaje de voto y un número de diputados superiores a los que conseguirían Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) la CUP sumados.

No obstante, desde Ciudadanos indican que la diferencia entre un bloque y el otro sería de tan solo de un escaño, que podría ser para la candidatura encabezada por Carlos Carrizosa o bien ir a parar a la CUP.

Que la suma de los partidos no nacionalistas alcanzase la mayoría del Parlament supondría una novedad importante, ya que en las elecciones de 2017, en las que Cs fue la fuerza más votada, no fue posible constituir un gobierno constitucionalista en la Generalitat porque existía una mayoría en votos pero no en escaños. En cambio, el independentismo sí consiguió ese objetivo y Junts y ERC pudieron gobernar gracias también a la abstención de la CUP.

En el partido de Inés Arrimadas creen que ese cambio sería algo “histórico” en Cataluña y aseguran que si los partidos no nacionalistas suman una mayoría suficiente, serán los primeros en contactar con los demás y ponerse a trabajar para que el próximo Govern “sea constitucionalista”.

Otro dato que arrojan los estudios internos de Cs es que el ‘sorpasso’ de Vox al PP, que ya venían viendo desde hace unos días, se consolida, según las fuentes. Sostienen que el partido de Santiago Abascal está “muy por delante” de los ‘populares’ y que éstos podrían incluso quedarse sin representación en el Parlament.

EL NIVEL DE PARTICIPACIÓN LO CONDICIONA TODO

De todas formas, insisten en que los resultados pueden variar mucho en función del nivel de participación en los comicios, el cual es difícil de predecir con exactitud por el contexto de la pandemia del coronavirus.

La formación naranja lleva desde el inicio de la campaña electoral animando a los catalanes “constitucionalistas” a ir a votar porque las encuestas apuntan a un alto porcentaje de abstencionistas, así como muchos indecisos, y una baja participación podría perjudicarla.