miércoles, 24 febrero 2021 19:30

Juzgan a cuatro hombres por matar a otro en una vivienda de Borriana

Un jurado popular juzga desde este lunes en la Audiencia Provincial de Castellón a cuatro hombres acusados de matar en 2014 a otro en una vivienda de Borriana (Castellón) tras maniatarle con unos grilletes y amordazarle, produciéndose el fallecimiento por asfixia. Dos de los acusados que han declarado esta mañana han negado su participación en los hechos.

La fiscal y la acusación particular solicitan para los acusados 20 años de prisión por un delito de asesinato, así como una indemnización para los padres de la víctima de 45.000 euros para cada uno por el fallecimiento de su hijo y de 25.000 euros para la hermana por los daños morales. Por su parte, las defensas de los procesados piden su libre absolución.

Según el escrito de conclusiones provisionales del ministerio público, los hechos se produjeron entre las últimas horas del 12 de octubre de 2014 y las primeras del 13 de octubre, en el interior de una vivienda de Borriana, donde se encontraban los acusados junto a la víctima, que tenía 36 años.

En un momento dado y por causas no determinadas, los procesados ataron las manos de la víctima a su espalda con unos grilletes y le amordazaron con dos prendas de vestir, que sujetaron con cinta adhesiva alrededor de la cabeza, y colocaron una manga de sudadera de tejido forro polar en el interior de su boca, de forma que le obstruía la entrada de aire por las vías respiratorias.

Posteriormente, según la fiscal, los acusados abandonaron el domicilio dejando a la víctima, que falleció de forma inmediata por asfixia mecánica por oclusión de los orificios respiratorios y compresión externa de las vías respiratorias por impedimento mecánico de entrada de aire. Los acusados abandonaron Borriana en un vehículo y estuvieron en paradero desconocido hasta que fueron localizados en Francia.

ACUSADOS

Los dos acusados que han declarado esta mañana en el juicio han negado su participación en los hechos, y aunque han reconocido que ese día estuvieron los cuatro con la víctima en la vivienda, han señalado que cuando abandonaron la casa para irse a Francia el hombre se encontraba bien.

Uno de los procesados ha relatado que vino a España en octubre de 2014 porque quería esconderse de la Policía y que, junto al resto de acusados, alquilaron un apartamento en Borriana y que salían con la víctima los días que permanecieron en esta localidad. Ha admitido que mantuvo una discusión con la víctima por dinero, pero ha negado que participase en su muerte, puesto que -según ha dicho- eran “como hermanos”.

Según ha manifestado, tanto él como el resto de acusados son “inocentes” y considera que las personas que le mataron “están en libertad”. Así mismo, ha indicado que él fue el último de los cuatro acusados que abandonó el apartamento tras despedirse de la víctima.

El otro acusado, que ha declarado que vino a España de vacaciones, también ha negado su participación en la muerte y ha subrayado que la víctima se encontraba en perfectas condiciones cuando él abandonó la vivienda.

Durante su intervención inicial ante los miembros del jurado, la fiscal ha señalado que en esta muerte concurre la alevosía, “puesto que la víctima no pudo defenderse”, mientras que la acusación ha manifestado su deseo de que se dicte un veredicto de culpabilidad.

Por su parte, los letrados de las defensas han indicado que no está probado que los acusados fueran los autores de los hechos y que las pruebas solo demuestran que los procesados estuvieron con la víctima el día de los hechos. El juicio continuará esta tarde.