lunes, 8 marzo 2021 13:20

Maroto (PP) dice que Calvo “debería estar bien calladita” tras ser consejera “del partido de los ERE” en Andalucía

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha asegurado este lunes que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, debería “estar bien calladita” tras ser consejera “del partido de los ERE” en Andalucía, después de que la dirigente del PSOE instara al líder de los ‘populares’, Pablo Casado, a “pedir disculpas” a la ciudadanía por el caso Bárcenas, en lugar de “insultar a la inteligencia” de la gente.

En una entrevista en Castilla y León TV, también ha acusado a la vicepresidenta primera de haber “interferido” por un “capricho personal” en la elección de Córdoba como base logística del Ejército de Tierra.

Ver a personas como Carmen Calvo, que hoy tendría que estar bien calladita por las cosas que está haciendo contra Castilla y León, dar consejos de transparencia y limpieza después de pertenecer y ser consejera del partido de los ERE de Andalucía (…) Es para hacérselo mirar“, ha señalado.

Maroto ha insistido en que la vicepresidenta “debería estar roja y colorada” pues, a su juicio, “se ha descubierto” que la base militar “que iba para Segovia y también se disputaban otras ciudades” acabó en Córdoba por un “capricho personal.

En su opinión, Calvo “no puede dar una lección de transparencia” porque pertenecía “al gobierno más corrupto de nuestro país”. Así, ha recordado que en el PP “quien la hace, la paga”, en referencia al extesorero del partido, Luis Bárcenas.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha exhortado este lunes al presidente del PP, Pablo Casado, a “pedir disculpas” a la ciudadanía por el caso Bárcenas y toda la corrupción del PP, en lugar de “insultar a la inteligencia” de la gente afirmando que “todo eso son cosas del pasado” y tratando a los españoles como si fueran “idiotas políticos”.

“El señor Casado no puede tratar a la opinión pública de este país como si fuésemos idiotas políticos”, se ha quejado la ‘número dos’ del Gobierno, para quien “es una falta de respeto increíble que el líder del PP no quiera ser del PP” y que niegue un pasado de corrupción cuando lo está investigando la Justicia.