sábado, 27 febrero 2021 13:39

PNV carga contra Robles reprochar al Gobierno Vasco la ayuda de la UME

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, cree que la ministra de Defensa, Margarita Robles, “últimamente no está acertada” con sus declaraciones, en alusión a los reproches que ha realizado al Gobierno Vasco por no pedir ayuda a la UME para localizar a los trabajadores desaparecidos en el derrumbe del vertedero e Zaldibar, y asegurar que “igual un cadáver (el de Joaquín Beltrán) no estaría ahí” todavía.

A través de Twitter, Esteban ha afirmado que lamenta “la poca memoria” de la ministra que hace un año comentó al dirigente jeltzale que el ejército “no podía hacer más ni nada diferente a lo que ya se hacía por parte de las instituciones vascas”.

“Últimamente no está acertada, ni sobre este tema ni sobre las expresiones ultras en el ejército”, ha manifestado Esteban en relación las palabras de ministra de Defensa del pasado mes de diciembre, cuando defendió la constitucionalidad y convicciones democráticas de los 120.000 militares que integran las Fuerzas Armadas y rechazó los “prejuicios” del PNV al considerar que ponía en “tela de juicio” su trabajo, al pedir los jeltzales una investigación en el seno del ejército para eliminar “focos” de extrema derecha.

Margarita Robles, que entonces afeó en el Congreso al diputado Joseba Agirretxea que hablara de totalitarismos, llegó a decirle: “Para mí, algunos nacionalismos también son totalitarismos”.

Este lunes Robles ha vuelto a generar malestar en la formación jeltzale al asegurar, durante una intervención en la Fundación Ortega y Gasset, que no entiende “los prejuicios” que aún pesan sobre los militares.

“No puedo entender que en algunos sitios –en referencia a Euskadi–se diga que la UME no puede venir, cuando a lo mejor si la UME hubiera intervenido hace un año, un cadáver no estaría en un sitio”, ha apuntado.

Precisamente este pasado sábado se ha cumplido un año del derrumbe del vertedero de Zaldibar y el cuerpo de uno de los dos trabajadores que quedaron sepultados, el de Joaquín Beltrán, sigue aún sin localizar, mientras el Ejecutivo vasco prosigue con la búsqueda.