jueves, 25 febrero 2021 23:28

Una encuesta interna del PSC apunta a ‘sorpassos’ inesperados y desata el pánico

Los socialistas llegan al ecuador de la campaña electoral sin amarrar la ansiada victoria. Un sondeo interno, corroborado extraoficialmente por una fuente del PSC a MONCLOA.COM, apunta a un doble ‘sorpasso‘ si no hay cambios en esta última semana. La encuesta apunta a una victoria de JxCat, manteniendo así la hegemonía del independentismo, y que además se nutriría sorprendentemente de votantes de ERC y Ciudadanos, entre otros partidos. El PSC quedaría segundo, por delante de un desfondado Pere Aragonés (ERC).

Oficialmente, al PSC no le consta este ‘sorpasso’. “Todos los trackings hasta ahora dan la victoria a los socialistas”, según apunta un dirigente de la formación. Pero se están produciendo cambios de última hora. Pedro Sánchez ha alargado su agenda electoral con un encuentro con mujeres, entre ellas todas “las alcaldesas socialistas” y diputadas autonómicas. Además, ya no sirven viejas costumbres, como el puerta a puerta, debido al coronavirus.

La campaña electoral catalana está siendo “rara“. En primer lugar, por los perfiles de los dos principales candidatos con mayor intención de voto. Pere Aragonés, el candidato de ERC, está “desfondado”, “difuminado”, “el partido no le ha realizado una buena campaña ya que no está en el centro de atención. No es el protagonista”, según apuntan diversas fuentes socialistas y de Esquerra Republicana a este medio.

ERC se comporta como un partido asambleario, como si fuera la CUP”, destacan las mismas fuentes. “Con Junqueras había un líder, Aragonés ahora mismo está bastante peor valorado”, rematan.

EL PSC, SIN EL CUERPO A CUERPO

Salvador Illa, el candidato del PSC, “no es un boxeador. Ha colado tan sólo una medida en esta campaña”, han indicado los consultados por este medio. “No se está llevando a cabo la batalla del cuerpo a cuerpo y está el peligro de la abstención“, han avisado. La campaña de los socialistas ha sido muy intensa en Barcelona, pero ha tenido traspiés. Uno de estos errores es asegurar que no pactarán con los independentistas, cuando al menos en 40 municipios y en la Diputación de Barcelona, el PSC ha sellado indistintamente acuerdos de gobierno con ERC y JxCat. También Meritxell Batet, presidenta del Congreso, ha pasado del ‘sí’ al referéndum al ‘no’.

La medida estrella de los socialistas, repetida por Pedro Sánchez en su primera intervención en Cataluña durante esta campaña es bajar el sueldo del presidente de la Generalitat en un 30%. Para las fuentes, había que haber buscado un medida más incisiva dada la situación de la economía. “En dos debates, solo una medida”, han destacado. “Así no se frena a Laura Borràs (JxCat)”, analizan.

Entre el PSC y ERC hay otras similitudes en esta campaña. Los socialistas se han gastado un total de 1.988.368 euros, frente a un límite de más de cuatro millones. ERC, por su parte, ha realizado una inversión de 1,7 millones de euros, casi el triple que el PDeCat.

EL POSIBLE VOTO DECISIVO DEL PDECAT

Por otra parte, el PDeCat de Àngels Chacón sí obtendría representación en el Parlament, según este sondeo e incluso podrían ser decisivos si JxCat y ERC vuelven a pactar. Chacón ha dejado claro en esta campaña que no aceptaría un gobierno dirigido por nadie del 155, en referencia a los socialistas.

Este partido, llamado a convertirse en el ‘PNV catalán‘, tiene el apoyo no sólo de los vascos, sino de antiguos y destacados exdirigentes de la Generalitat, con la figura principal de Artur Mas. “No estaremos en un Govern que no acepte entre otras cosas la supresión del impuesto de sucesiones o la defensa de la escuela concertada”, han señalado desde la formación a preguntas de este diario. En campaña, el PDeCat ha afeado que JxCat haya aceptado los votos de la CUP para gobernar.

VOX PODRÍA ADELANTAR AL PPC

Por otro lado, según esta encuesta, el escenario se abriría no solo a un ‘sorpasso’ de Vox al PP, sino que estaría en condiciones de disputar el primer lugar del llamado constitucionalismo a Ciudadanos. “Las encuestas tienen el valor que tienen“, destacan fuentes de la formación ‘popular’.

Aquí cuenta el resultado final“, recuerdan. En Vox, objetivo de los ataques de independentistas y la extrema izquierda en esta campaña, se reafirman. “Saben que vamos a entrar”, han señalado. No se pronuncian sobre el ‘sorpasso’, pero sí esperan tener una buena representación, como sería la posibilidad de tener grupo propio en la cámara catalana. Ciudadanos registra, según este sondeo, un claro desplome, pero mantendría entre los 10 y 13 escaños.

LA ELEVADA ABSTENCIÓN MARCADA POR LA PANDEMIA

La abstención esperada será superior al 40% debido a la crisis y a la falta de alicientes para votar, según explican las fuentes consultadas por este medio. “El debate no sólo se centra en la polarización independencia o constitucionalismo”, apuntan. “La economía, la devastadora crisis en sectores clave como el turismo, comercio, ocio y taxistas afectan a miles de votantes”, han señalado.

Como ejemplo, el acercamiento de Élite Taxi al PSC tras haber pedido el voto a los Comuns de Ada Colau en las pasadas elecciones municipales. Este sindicato ha convocado una concentración en las sedes de ERC para exigir una solución a la grave situación del sector. “La facturación ha caído más de un 80%, en las paradas las colas son kilométricas, tardamos entre tres y cuatro horas entre cada servicio. Es una ruina“, destacan fuentes consultadas.

UNA CAMPAÑA SIMILAR A LA DE 2006

Para observar unos datos similares al sondeo de los socialistas hay que remontarse 14 años. Entonces, CiU, con Artur Mas al frente, obtenía la victoria en votos y en escaños, seguido de los socialistas de José Montilla y los republicanos de Josep Lluís Carod-Rovira.

Para evitar el gobierno de Mas, PSC y ERC sumaron a ICV, actualmente dentro de los Comuns. Reeditando así un tripartito nefasto para la economía catalana y afectando a la española.

Hay más similitudes, como la elevada abstención de aquellas autonómicas fue del 45%, similar a la estimada por las últimas encuestas, y la irrupción de Ciudadanos, que se erigiría una década después como la fuerza más votada. Ahora, esta nueva entrada en el Parlament podría corresponder a Vox.