lunes, 8 marzo 2021 10:54

El Tribunal Supremo da validez a las cláusulas suelo transparentes

Resolución de Luxemburgo del 9 de julio de 2020

El Supremo, en la sentencia sobre la resolución de Luxemburgo del día 9 de julio de 2020, exigía que el acuerdo entre banco y cliente acerca de las cláusulas suelo tenían que ser transparentes. Esto se contradice a la sentencia del 9 de mayo de 2013, en la que algunos bancos pactaron rebajar los suelos a cambio de que los clientes no reclamaran.

Es por esto que quizás te veas en la necesidad de contratar un abogado, para saber si tu hipoteca incluye cláusula suelo, qué puedes reclamar y qué pasos seguir. Un gran despacho de abogados en Barcelona con dominio sobre el tema es LeopoldoPons, que también tiene abogados en Valencia, Madrid y Gijón.

Cláusulas suelo transparentes

La transparencia que mencionábamos anteriormente consiste en alcanzar un acuerdo de concesiones recíprocas de manera que la incertidumbre se convierta en seguridad. Según el Supremo, es suficiente con que el banco informe de la evolución pasada para que se reconozca que el consumidor conoce las consecuencias económicas.

La sentencia, además, se remite a la resolución de Luxemburgo que obliga a que el acuerdo sea transparente si no ha sido anteriormente negociado. Y permite renunciar a la reclamación siempre y cuando el cliente esté bien informado y actuando de forma libre. Juan Ignacio Navas, socio director de Navas & Cusí, se preguntaba si la alternativa a ese mal pacto es un pleito eterno debido a la saturación de los juzgados de la cláusula suelo y si se comportarían igual si la Justicia funcionara con la velocidad que todos quieren que haya.

El Tribunal Supremo permite reclamar los pagos que se han dado antes de la sentencia del 9 de mayo de 2013, siguiendo el criterio de retroactividad que ha sido marcado por Luxemburgo.

Como decía Navas, se puede remediar con la transparencia comentada, que hay veces donde no existe. En caso de pasar el filtro de transparencia, hay que comprobar que la cláusula de renuncia es la correcta; en caso contrario, se puede reclamar el sobrecoste de las suelo desde que se firmó, y no desde 2013. En resumen, la retroactividad permitida por Luxemburgo.

Es decir, en caso de que el cliente no haya sido consciente de las consecuencias económicas y jurídicas por una falta de transparencia en la cláusula suelo, los pactos pueden ser recurridos.

Reclamaciones

Por ello, hay opciones de reclamar y es interesante conocer cuáles son las posibilidades de reclamación frente al banco. El primer paso sería revisar la escritura de préstamo hipotecario, y ver si esta incluye la cláusula que limite el tipo de interés a un porcentaje específico. Un indicador de que tengas cláusula suelo en tu hipoteca es haber pagado la misma cantidad en tu hipoteca en los últimos años, que significaría que has pagado más de lo que deberías.

En definitiva, el Supremo permite las cláusulas suelo (que es el límite mínimo de interés a pagar en las cuotas de una hipoteca inmobiliaria, es decir, lo opuesto a una cláusula techo) siempre y cuando el acuerdo entre banco y cliente sea transparente.