domingo, 20 junio 2021 08:40

Los migrantes se hartan del campamento de Las Raíces (Tenerife)

El viejo acuartelamiento de Las Raíces, habilitado de urgencia en el municipio tinerfeño de La Laguna para reconvertirse en campamento de acogida de migrantes con capacidad para 1.800 personas, alberga desde la semana pasada a cerca de un centenar de migrantes que han ido llegando tras desalojar los hoteles.

Sin embargo, las instalaciones, lejos de solucionar la sobrecarga de migrantes en las islas, han agravado la situación ya que los migrantes no desean estar en uno de los enclaves más fríos de la isla, con temperaturas muy bajas, especialmente en los últimos días, tras el paso de una vaguada atlántica que dejó fuertes lluvias.

El campamento está rodeado por un bosque de eucaliptos, pistas agrícolas y viviendas diseminadas, y está casi anexo al aeropuerto Tenerife Norte, y cerca de 50 migrantes llegaron a marcharse a última hora de la tarde de este lunes pero fueron convencidos por la Policía Local de volver al campamento, donde pasan la noche bajo unas tiendas de campaña comunitarias.

El pasado fin de semana, otros seis lograron llegar al municipio vecino de Santa Cruz de Tenerife con el fin de pernoctar en el albergue municipal, pero al no haber plazas libres, decidieron retornar a La Laguna, y los primeros que llegaron a Las Raíces, el pasado viernes y en medio de un temporal de agua y frío, no querían bajarse de la guagua.

Los migrantes, casi todos de origen magrebí, se quejan del frío y de que la comida no es muy abundante, con deficiencias en el sistema eléctrico y en nuevas tecnologías, lo que les impide comunicarse con sus familias, y pasan el día deambulando por la zona, un paraje aislado de la ciudad y agrícola.

Las malas condiciones del campamento, al que se sumará en próximas semanas otro viejo cuartel militar en reformas en la zona de Las Canteras, también en La Laguna, han generado un clamor en formaciones políticas y colectivos sociales de las islas, que demandan que se mejore la atención y las condiciones de acogida.

Nicolás Mba, de la plataforma ‘Canarias Libre de CIE’, valora el “ataque de dignidad” de los migrantes que se plantaron ante las malas condiciones del campamento y la tendencia a cortar la “autonomía” y libertad de movimiento del ser humano.

Mba afirma que ONG y colectivos sociales esperan poder entrar a las instalaciones para ver ‘in situ’ las condiciones de acogida pero no oculta que pese al “frío y la lluvia”, los migrantes “no quieren estar ahí” porque Las Raíces no forma parte de su “proyecto migratorio”, al contrario, quieren seguir rumbo a Europa, principalmente.

“CAMPO DE CONCENTRACIÓN” A LA ESPERA DE DEPORTACIÓN

Según los cálculos de la plataforma, dentro de un mes y medio, el campamento, junto al de Las Canteras, puede estar al completo, y Mba critica que funcionan a modo de “campo de concentración” a la espera de la deportación, mostrando su extrañeza por que una instalación militar esté gestionada por una ONG y los migrantes en una extraña ‘semilibertad’.

Asimismo, ha criticado que estén “en pleno funcionamiento” los CIE de Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura, a los que se suman los hoteles y los campamentos incluidos en el ‘Plan Canarias’ del Ministerio de Migraciones.

Coalición Canaria-PNC, que ha pedido el cese de los ministros de Interior y Migraciones, Fernando Grande-Marlaska y José Luis Escrivá, y el delegado del Gobierno, Anselmo Pestana, ha tildado de “indecente” la política migratoria del Estado, al que culpa además de activar posibles reacciones racistas y xenófobas contra los migrantes.

Sí Podemos en el Cabildo de Tenerife se ha opuesto a los traslados a Las Raíces porque se atenta contra los derechos humanos.

“Estos campamentos, que funcionan como cárceles para personas migrantes, están improvisados en su mayoría, son incapaces de hacer frente con unas mínimas garantías a las necesidades de todas estas personas y a los protocolos sanitarios de prevención del COVID”, destaca su portavoz, María José Belda.

Ciudadanos (Cs), a través de su coordinador autonómico, Enrique Arriaga, ha lamentado “el descontrol en la gestión de los acuartelamientos” con las primeras incidencias tan sólo tres días después desde el inicio de los traslados a Las Raíces”.

“En Ciudadanos apostamos por que se produzcan derivaciones y se alivien los centros de acogimiento de Canarias, ya que muchos están desbordados desde hace mucho tiempo”, señala.