jueves, 25 febrero 2021 17:50

Podemos sitúa en la normalidad las “diferentes percepciones” de los vicepresidentes Calvo e Iglesias

El presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha enmarcado en la normalidad de un Gobierno de coalición las “diferencias percepciones” sobre la calidad democrática en España que tienen el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.

En la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces, Asens ha respondido así preguntado acerca de las dudas de Iglesias sobre la plena calidad democrática en España ante el hecho de que las elecciones catalanas se celebren con líderes independentistas encarcelados o “exiliados”. Una afirmación con la que Calvo ha dicho discrepar “absolutamente”.

Frente a esto, el diputado de En Comú ha dicho que hay que vivir “con normalidad” que dentro de un Gobierno compuesto por partidos políticos diferentes haya “diferentes percepciones” sobre este asunto de la calidad democrática o sobre otros.

“No es que los ministros de Unidas Podemos parezca que contradicen al PSOE sino que a veces ministros del PSOE no opinan lo mismo”, ha comentado Asens para insistir en la normalidad con la que él ve las diferentes posiciones que existen dentro de un Gobierno de coalición.

HAY QUE “CORREGIR” ESAS “ANOMALÍAS”

En todo caso, sí ha dejado claro que suscribe las declaraciones de Iglesias sobre las “anomalías” que, a su juicio, existen en la democracia española y contra las que Unidas Podemos desde el Gobierno trabaja para “dejar atrás” o “corregir”.

Entre éstas, no sólo ha mencionado que los líderes de los dos partidos que gobiernan actualmente en Cataluña estén en prisión o en el “exilio”, sino que también ha citado que un rapero vaya a entrar en prisión por hacer uso de su libertad de expresión, en alusión a Pablo Hasel, o que el principal partido de la oposición tenga “secuestrado” al Consejo General de Poder Judicial (CGPJ).

En todo caso, al margen de lo que opine Iglesias o él mismo, Asens ha llamado a “tomarse en serio” las interpelaciones que sobre la calidad de la democracia en España llegan de Europa. En concreto, ha lamentado que el primer ministro belga pusiera recientemente a las instituciones al mismo nivel que las de Hungría o Polonia. “Nos preocupa que ésa sea la imagen de España en Europa”, ha dicho.