domingo, 20 junio 2021 21:48

Navarra ve “esperanzadores” los datos con un descenso de los casos

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha considerado “esperanzadores” los datos de la situación del Covid-19 en la Comunidad foral tras registrarse en la última semana un descenso del 22% en los casos detectados y ha insistido en que con la prórroga de las restricciones se busca “consolidar” su efecto.

En rueda de prensa para informar sobre la campaña de vacunación, Induráin ha destacado que esté disminuyendo la transmisión del virus en Navarra, al mismo tiempo que la situación hospitalaria “parece estabilizada” con 162 personas ingresadas, “cuestión también en la que hay un descenso respecto a la semana anterior, tanto en hospitalización en planta como UCI, donde hoy hay 28 personas”.

Asimismo, la consejera ha remarcado que “aunque los datos diarios de fallecimiento pueden dar otra impresión”, las muertes por Covid-19 “han bajado también de 26 a 21” en la última semana.

En cuanto a los datos del último día, ha explicado que han sido 87 los casos positivos con una tasa de positividad del 2,9%, unas cifras que, según ha dicho, “reflejan esta tendencia esperanzadora”. Y ha destacado que “si nos comparamos con la medida estatal u otras autonomías, estamos menos mal que otros porque la incidencia a 14 días en Navarra es de 418 casos frente a una media de 667,3”.

También ha puesto en valor la consejera que a nivel asistencial la Comunidad foral “tanto en UCI como en plantas, aunque con una ocupación alta, estamos también con menos tensión que en otros lugares”.

No obstante, Induráin ha remarcado que “nuestro semáforo se encuentra en ese espacio límite entre riesgo alto y muy alto”, de ahí “la importancia de mantener las limitaciones otros 15 días para consolidar este cambio de tendencia, además de continuar con otras medidas como rastreo o cribados”.

En su intervención, la consejera ha afirmado que cree que “ya ha pasado lo peor” de la pandemia, si bien ha subrayado que “queda camino por recorrer que queremos transitar de la manera más lineal y conjunta posible, aunque este virus nos tiene acostumbrados a muchos giros y sobresaltos”.

“Ahí está ahora la amenaza de la cepa británica y otras mutaciones”, ha advertido, para señalar que Salud se propone “mantener el rumbo con el objetivo de seguir dando pasos hacia adelante, consolidando avances y evitando retrocesos”.

En esta línea, ha destacado que “tenemos una confianza fundada en que con la combinación de medidas y vacunas podemos ir doblegando la curva para evitar la presión asistencial e ir blindando en la medida de lo posible grupos y espacios vulnerables o expuestos que nos estaban costando muchos contagios y fallecimientos”.

Por su parte, la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral, Marian Nuin, ha advertido de que “en este momento no podemos decir que una persona que está vacunada no puede infectarse y no puede transmitir”. Y ha subrayado que “lo que podemos decir a la luz de lo que sabemos es que tienen menos posibilidades de desarrollar una enfermedad sintomática grave”. Por eso, ha incidido en la importancia de mantener las medidas preventivas contra el virus.