domingo, 7 marzo 2021 14:59

Castilla y León rechaza rebajar restricciones dado el nivel de contagios

La Junta de Castilla y León rechaza por el momento rebajar las medidas restrictivas en la Comunidad dado el nivel de contagios que, aunque desciende de forma importante, sigue siendo “elevado” y el nivel de ocupación hospitalaria.

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha detallado la situación actual de la Comunidad y han insistido su preocupación por la “desescalada”. “Estamos con el vaso completamente lleno, hablar de desescalada es cuanto menos arriesgado”, ha defendido Casado.

En este sentido, Igea ha insistido en que la intención de la Junta no es endurecer las medidas impuestas sino mantenerlas hasta que los niveles de alarma estén en una situación que permita ir, de forma progresiva, relajando medidas y ha recordado que se está a la espera de que el Supremo se pronuncie sobre el toque de queda, algo que se mantiene hasta saber el fallo.

El vicepresidente ha insistido en que las medidas impuestas no son un “capricho” sino que tienen que ven con la evidencia científica durante la pandemia que evidencian que éstas han dado resultados. Así, ha garantizado que, de forma paralela, se sigue trabajando en la puesta en marcha de ayudas económicas para todos los sectores afectados por los cierres o reducción de actividad.

“Esta es nuestra obligación y también debería ser la del Gobierno, los ayuntamientos, intentar entre todos paliar este daño, en el platillo de la balanza lo que más pesa es la vida de los ciudadano”, ha insistido.

Verónica Casado ha señalado también que mañana se evaluará la situación de los 25 municipios que tienen medidas excepcionalísimas para ver si han evolucionado de forma positiva y pueden volver a la situación del resto de la Comunidad y estudiar si alguno ha empeorado y necesita incorporarse a esta lista.

TENDENCIA A LA BAJA

Por otra parte, la consejera de Sanidad ha detallado que la incidencia mantiene su tendencia a la baja a una velocidad importante y similar a la que se produjo el incremento de casos. No obstante, ha advertido de que este descenso no se refleja en las UCIS, donde los enfermos permanecen hasta 21 días de media.

Para Casado, el descenso de casos está directamente relacionado con las medidas restrictivas, los cribados y la colaboración de la población, algo que está siendo “esencial”. No obstante ha advertido de que la situación sigue siendo “muy complicada”, ya que hay muchos contagios y esto tiene un impacto directo sobre las hospitalizaciones, las UCIS y los fallecimientos.

La consejera ha detallado que en una semana se ha pasado de una incidencia acumulada de 1.417 casos por 100.000 habitantes a 698 casos, lo que, pese al descenso, se sitúa muy lejos de lo aceptable. También continúa a la baja el índice de reproducción del virus que se sitúa este jueves en el 0,68 cuando hace una semana alcanzaba el 0,79.

Tras esta apreciación, Verónica Casado ha detallado que actualmente hay 1.784 personas ingresadas con covid, una cifra “extraordinariamente alta”. De ellos 1.481 están en planta y 303 en UCI, un 18 por ciento menos que hace una semana, aunque todavía se mantiene el pico de ingresos, algo que, a juicio de Casado, es necesario tenerlo “muy en cuenta” antes de eliminar restricciones.

“La situación epidemiológica sigue siendo muy, muy compleja, tenemos que pedir nuevamente a todos los ciudadanos máxima cautela para evitar nuevos contagios”, ha señalado Casado, quien ha recordado que los afectados se pueden poner en contacto con el teléfono 900 222000 que hasta el momento ha recibido ya 151.456 llamadas.

CEPA BRITÁNICA

Por último, la consejera se ha referido a la presencia de la cepa británica de Covid en la Comunidad y ha advertido de que se convertirá en la “dominante”. Así, ha detallado que, según los estudios, en Palencia ya alcanza el 50 por ciento y en el resto de la comunidad su presencia oscila entre el 14 y el 50 por ciento.

No obstante, ha asegurado que por el momento no se han encontrado casos de pacientes afectados por la cepa brasileña o sudafricana en la Comunidad.