viernes, 26 febrero 2021 20:11

El PP encuentra la vía para silenciar las críticas por Bárcenas gracias a la trama Isofotón

Confiar en el PSOE de Andalucía le puede salir caro al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Dos de sus ministros, Luis Planas, en Agricultura, Pesca y Alimentación, y María Jesús Montero, en Hacienda (así como en la portavocía del Ejecutivo) han puesto en jaque a todo su equipo por sus periplos en la Junta de Andalucía. Ambos se han visto salpicados por la instrucción judicial sobre el caso Isofotón, una empresa fotovoltaica de Málaga que tuvo que cerrar tras recibir de forma irregular más de 80 millones de euros públicos. Huelga decir que el PSOE estaba al frente del gobierno autonómico y Montero y Planas al mando de dos consejerías. Tras esto, la vicepresidenta Teresa Ribera fichó por Isofotón un mes después de recibir de forma irregular parte de los fondos públicos. El PP ya ha encontrado su carnaza.

El Partido Popular ya tiene de dónde tirar del hilo. Desde Génova entienden que el PSOE de Andalucía es el caso Bárcenas socialista y que de ahí pueden tirar lo suficiente como para, al menos, acallar las críticas del Gobierno hacia el PP en un momento duro para el candidato Pablo Casado, dado que el extesorero de la formación Luis Bárcenas parece tener intención de tirar de la manta. Por el momento, el juzgado de Sevilla ha puesto en jaque a tres ministros del Ejecutivo y habrá que ver si acaban imputados. Lo que se da por demostrado es que tanto Planas como Montero ratificaron el préstamo de 8,4 millones de las arcas públicas (de los 80 que en total recibió Isofotón) a la empresa fotovoltaica, según apunta la instrucción. Y el PP no piensa soltar el hueso.

“La tolerancia cero a la corrupción de Sánchez se ha convertido en gobernar con un partido imputado y con dos ministros cercados por la Fiscalía Anticorrupción”, ha comentado el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Dos ministros cercados y una vicepresidenta que fichó por la empresa que había recibido de forma irregular una buena cantidad de dinero público gracias a la complicidad del gobierno autonómico. La sensación en Génova es que todo esto tenía que estallar en algún momento, dado que tener ministros que gobernaron junto al PSOE de los ERE de Andalucía tenía que salir por algún lado. “Esto es solo el principio”, deslizan. Lo bueno es que este escándalo acallará a Sánchez en sus feroces críticas al PP por el caso Bárcenas, o eso esperan en Génova.

Tanto Planas como María Jesús Montero fueron en 2012, fecha en la que ocurrieron los hechos relacionados con la empresa fotovoltaica, consejeros de José Antonio Griñán, el presidente de la Junta, y sus respectivas consejerías formaban parte de la comisión delegada para Asuntos Económicos en la que se ratificó la concesión directa de 8,3 millones a la empresa Isofotón.

“Los ministros Montero y Planas asistieron a la reunión clave del caso de corrupción ‘Isofotón’. Reunión en la que se modificó la propuesta para el préstamo de 8,3 millones. Dos ministros de Pedro Sánchez salpicados por la corrupción. ¡Y no pasará NADA!”, ha comentado Toni Cantó, dirigente de Ciudadanos. Lo cierto es que toda la oposición ha visto una oportunidad de oro para golpear a un PSOE que se había librado del escarnio público al que sí fue sometido el PP por la corrupción del partido. 
 
Pero quien no piensa soltar el hueso es el PP, ya que consideran que es una buena forma de tapar las declaraciones de Bárcenas y su pretensión de colaborar con la Fiscalía. Por esa razón, Teodoro se ha propuesto visitar todas las cadenas de televisión y medios de comunicación para resaltar que el Gobierno tiene la corrupción en su seno y no piensa hacer nada para evitarlo. “Vamos a solicitar la comparecencia de tres ministros del Gobierno de España, Ribera, Planas y Montero, en la Comisión de Calidad Democrática y Lucha Contra la Corrupción, por el escándalo de Isofotón, de 80 millones de euros”, ha comentado Teodoro en el programa Espejo Público, de Antena 3.
 

EL PSOE, AL ATAQUE

El PSOE ha exigido este martes conocer qué ha negociado el PP con su extesorero Luis Bárcenas a través de la intermediación de su actual secretario de Justicia, Enrique López, y ha adelantando su intención de que el también exgerente del partido, que supuestamente fue víctima de la operación ‘Kitchen’, sea una de las primeras personas en comparecer ante la comisión de investigación relativa a esa trama. Así lo ha explicado el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Rafael Simancas.

El secretario de Organización del PSOE y también ministro de Transportas, José Luis Ábalos, ha exigido este lunes explicaciones al presidente del PP, Pablo Casado, sobre las acusaciones de su extesorero Luis Bárcenas porque, según ha denunciado, dirige el mismo PP “del dinero negro”.

“Es urgente que Casado dé explicaciones”, ha manifestado Ábalos en rueda de prensa desde Ferraz, donde ha subrayado la necesidad de que Casado detalle con qué personas de la actual dirección del PP negoció Bárcenas y qué se le ofreció a cambio de su silencio.

“No puede pasar ni un minuto más sin que dé la cara”, ha insistido el ‘número tres’ de los socialistas, quien sostiene que Casado debe dar cuenta de los “tejemanejes” que este PP que dirige se trae con su extesorero que, según ha dicho, “no es otro partido, sino el mismo”. “Es el partido de los papeles de Bárcenas y de la ‘caja b’”, ha apostillado.