jueves, 17 junio 2021 06:11

Gabilondo echa pimienta a su política y pasa al ataque para callar las voces críticas

El líder de la oposición en la Comunidad de Madrid ha dado un giro a su forma de hacer política. Ese perfil moderado, calmado y relajado que reinaba en el PSOE de la capital ya es historia. De ahora en adelante, las presiones internas han llevado a Ángel Gabilondo a pisar el acelerador, a echar pimienta a su discurso político y a responder con contundencia a las voces críticas del partido que pedían su cabeza. El pistoletazo de salida lo ha dado Gabilondo al pedir la dimisión del consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, tras conocerse su relación con el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas. El núcleo duro del líder del PSOE en la Asamblea no era ajeno a las críticas que le acusaban de ser demasiado “gris” y “blando” ante Isabel Díaz Ayuso y ha decidido tomar las riendas de la situación.

Las fuentes consultadas aseguran que Gabilondo no estará casi con toda seguridad al frente del PSOE de Madrid en las próximas elecciones autonómicas. Es vox pópuli en el partido que Gabilondo aspira a un cargo menos político como el de defensor del pueblo, pero que mientras tanto, aguantará al frente de la formación socialista. Pedir la dimisión de Enrique López es solo una muestra que pone el broche de oro a unas semanas en las que Gabilondo ha estado más activo como consecuencia de los rumores que le situaban fuera del partido. Los suyos le cuestionaban y algunos aseguraban que su política gris hacía que Ayuso creciera, a pesar de los “muchos errores” que ha cometido la presidenta autonómica, según su criterio.

“Con lo que ahora conocemos creemos que López debería dimitir”, ha asegurado Gabilondo. El líder del PSOE en la autonomía de la capital hacía referencia a la información del diario El Mundo en la que se asegura que el consejero de Justicia medió para que un empresario amigo de Bárcenas y el abogado del partido se reunieran.

“El consejero de Justicia habría de dimitir, si se confirma lo publicado hoy en varios medios. Nosotros hemos registrado su reprobación por su presunta intermediación en el #CasoBárcenas. La activaremos si no ofrece explicaciones convincentes”, ha comentado Gabilondo en referencia al consejero de Justicia. Pero no es el único elemento que apunta a que Gabilondo se quiere convertir en ese político más agresivo que tanto pedían las voces críticas del PSOE en Madrid. También en referencia a la gerente que pidió quitar el móvil a los pacientes que se negaran a ir al Zendal.

“Solicitamos el cese inmediato de la gerente del Hospital ‘Príncipe de Asturias’, de Alcalá de Henares. Sus afirmaciones, recogidas hoy por Radio Madrid, son impresentables y demuestran insensibilidad y desconsideración con los sanitarios”, comentó el líder de la oposición el pasado 4 de febrero”. De momento, nadie ha tocado a la gerente del hospital, pero Gabilondo tiene claro que pasará al ataque.

Desde el PSOE aún no se atreven a asegurar si este giro de Gabilondo conseguirá reforzar al partido de cara a las nuevas elecciones. Sí se muestran satisfechos con la intención del líder de la oposición de ejercer como tal y de escuchar las críticas internas que le acusaban de ser demasiado “blando” contra el gobierno autonómico de Ayuso, uno de los más polémicos durante la pandemia. Sin embargo, ahora parece que el PSOE pasará al ataque y exigirá ceses y dimisiones. Y el PP no lo tiene del todo bien dado que ahora su consejero de Justicia se ha visto salpicado por Bárcenas.

Otras fuentes consultadas indican que el núcleo duro de Gabilondo era ajeno a las críticas internas, que se podían escuchar en cualquier esquina de la Asamblea (por no hablar que eras compartidas por Podemos y por Más Madrid). Sin embargo, el nuevo giro en la política del líder de la oposición parece indicar, según detallan las fuentes, que pese a que negaban que la actitud del líder socialista generaba problemas internos, no eran en ningún caso ajenos a los rumores que se dispararon dentro de la formación.

LOS CANDIDATOS A SUPLIR A GABILONDO

La ausencia de Gabilondo, en general, durante la crisis de la Covid-19 y la gestión de la pandemia de Ayuso, queda de nuevo de manifiesto tras la histórica nevada que tiñó de blanco Madrid hace pocos días. Con Madrid declarada zona catastrófica, basura por el suelo y una presidenta autonómica pidiendo a los vecinos salir a retirar nieve voluntariamente, la oposición tiene todos los ingredientes para sacar los dientes. Sin embargo, una joven y enérgica Más Madrid parecen hacer mucho más ruido en redes y medios que los socialistas, con un Íñigo Errejón y un Eduardo Rubiño al pie del camión.

La personalidad más notable, y quizá la más probable, es la de la actual ministra de Defensa, Margarita Robles. Con un carácter fuerte, y acostumbrada a desempeñar cargos de alto nivel, Robles podría dar el salto de gestora del Ejército a presidenta de la Comunidad de Madrid.

Es la segunda en las listas del PSOE a la Comunidad de Madrid en 2019. Actual presidenta del Senado de España, Pilar Llop es una persona extraordinariamente preparada, como queda avalado por su currículum, y demostrado al llevar a cabo una actividad tan difícil como es liderar la Cámara Alta. Nacida en Madrid en el 73, cursó Derecho en la Universidad Complutense, y para 2004 llegó a magistrada.

Delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid, y Secretario General del Partido Socialista de Madrid, Manuel Franco ha acaparado titulares en varias ocasiones, en ocasiones haciendo la labor que tendría que haber hecho Gabilondo. Su rigidez y actitud quedó manifiesta cuando se enfrentó a la alcaldesa de Móstoles, la socialista Noelia Posse, cuando protagonizó un escándalo de corrupción debido al descubrimiento de varios enchufes de familiares y contactos en la Administración.