lunes, 8 marzo 2021 01:04

Artesanos del Carnaval dicen que existe “un tristeza generalizada” en Cádiz

Artesanos del Carnaval de Cádiz han lamentado que este año no se celebre esta fiesta debido a la pandemia por el coronavirus Covid-19, ya que el Carnaval es la “forma de vida” de los gaditanos y han asegurado que existe “en el aire una tristeza generalizada“.

El presidente de la Asociación de Artesanos del Carnaval de Cádiz (Artecar) y gerente de Achicarte, Juan Diego Aragón, ha explicado que este año el sector lo está afrontando “mal” en todos los sentidos ya que en lo laboral es “increíble” que los talleres artesanos estén parados por estas fechas y en lo psicológico “el Carnaval es nuestra forma de vida”.

En este sentido, ha señalado que “la motivación no es muy positiva”, ya que esta fiesta es la “válvula de escape” de los gaditanos que intentan de esta forma y durante las semanas de Carnaval evadirse de los problemas de la provincia. “Sin esa alegría y esos momentos, la situación es un poco fea y se nota en el aire una tristeza general”, ha manifestado.

De hecho, ha dicho que para Cádiz la suspensión del Carnaval es una pérdida económica “muy grande” por la situación que siempre ha atravesado la provincia.

Asimismo, ha indicado que todas las empresas que se dedican al mundo del Carnaval han nacido de esta fiesta, ya que supone para ellos “un escaparate todos los años”. Además, ha explicado que con el tiempo su trabajo ha ido derivando en otros ámbitos como ferias, eventos, congresos, tematizaciones de locales, compañías de teatro o conciertos de música, si bien el Carnaval era el “mercado fijo” con el que siempre han contado por lo que “al perderlo ha sido un desastre”.

Para este autónomo del Carnaval gaditano, al igual que para cualquier otro trabajador por cuenta propia, la pandemia ha sido “muy dura”, por lo que ha indicado que ahora están intentando “buscar otras alternativas” pero al dedicarse a una actividad de fiestas y eventos “es muy complicado reinventarse”.

No obstante, Aragón ha subrayado que las perspectivas ahora mismo van al día aunque ha resaltado que no saben si podrán durar un año más sin Carnaval porque ayudas al sector tampoco hay. “Al dedicarnos a una actividad de acumulación de gente es lo último de lo último, así que si el año que viene tampoco hubiera Carnaval no sabemos cómo vamos a aguantar ni cómo lo afrontaríamos”, ha concluido.