lunes, 8 marzo 2021 10:47

Cómo saber si la píldora del día después funcionó y otras claves

Cuando hablamos de métodos anticonceptivos, puede que nos preguntemos cuál de ellos debemos elegir. Cada vez hay más variedad de los mismos en el mercado pero, antes de tomar la decisión, tenemos que tener claro cuáles son los inconvenientes y ventajas de cada uno de ellos. En el caso de la píldora del día después, por ejemplo, no debemos considerarlo un anticonceptivo habitual, sino una pastilla de emergencia si fallan los demás.

Los más populares y a los que debemos recurrir para evitar la fecundación en primer lugar son los profilácticos, los parches, los anillos vaginales, etc. Aunque algunos de ellos lleven hormonas y también puedan tener efectos secundarios, no son los mismos que los de la píldora. No obstante, si hemos tenido que recurrir a esta última, conviene tener toda la información sobre la misma antes de tomarla. Siempre debemos pensar en nuestras necesidades.

Para conocerla a fondo, descubre cómo saber si la píldora del día después funcionó y otras claves interesantes.

Píldora del día después: qué es

pildora del dia despues que es

Entre los métodos que encontramos para impedir el embarazo está la píldora del día después. A pesar de que son bastantes las mujeres que le dan un uso habitual, es común encontrar una gran cantidad de mitos y tópicos relativos sobre esta pastilla individual que se vende en las farmacias.

Su funcionamiento, en muchas ocasiones, es un misterio. Y es que mucho se nos habla de algunos métodos anticonceptivos, como los preservativos, y poco sobre otros. La pastilla en sí se indica para impedir que el embarazo se produzca cuando ya se ha mantenido una relación íntima sin haber hecho uso de cualquier otro método.

Otra de las razones para tomarla es cuando, aunque hayamos mantenido relaciones usando otro de los métodos anticonceptivos que podemos encontrar en el mercado, tengamos alguna sospecha de que este no haya podido funcionar. Por ejemplo, en caso de que se haya producido una rotura del profiláctico.

Recomendaciones y funcionamiento

recomendaciones

De acuerdo al país en el que vivamos, podremos encontrar comercializada la píldora del día después bajo un nombre u otro. Cuando hablamos de España, la encontraremos con el nombre comercial de Postinor y Norlevo. En las dos fórmulas, las pastillas cuentan con un funcionamiento que usa como base una progesterona conocida como levonorgestrel.

Para que sea efectiva, se debe tomar tan solo un comprimido de 1.500 miligramos. Por eso, en el interior de la caja, tan solo encontraremos una unidad y no varias, como sucede con el resto de medicamentos. Su método de actuación se centra en diversos procesos orgánicos. En primer lugar, es la encargada de impedir o, en su caso, retrasar, la ovulación en la mujer. De este modo, el óvulo no podrá ser fecundado por el espermatozoide.

En segundo lugar, otra de las cosas de las que se encarga esta píldora es de modificar de forma temporal ciertas características del moco cervical, una sustancia que se encuentra en el cuello del útero. De esta forma, el objetivo es ponerles el camino difícil a los espermatozoides para evitar que recorran el útero. Así, disminuyen las probabilidades que estos lleguen a su meta final, el óvulo.

Si hay fecundación, ¿cómo actúa la píldora del día después?

pildora del dia despues fecundacion

Aunque hayamos tomado la píldora del día después rápido, tras haber mantenido la relación sexual, lo cierto es que puede ser que el espermatozoide ya haya alcanzado, y fecundado, al óvulo. Si esto ha ocurrido, la pastilla también puede sernos útil, al contrario de lo que piensa buena parte de la sociedad.

En este caso, la píldora actuará dentro del útero, de forma que impedirá que el embrión se adhiera a sus paredes. Si consigue su objetivo, el embrión no prosperará y la mujer lo terminará expulsando durante la menstruación. A pesar de ello, es importante maximizar las posibilidades de que sea efectiva, con el objetivo de que cumpla su cometido.

Para hacerlo, debemos ingerirla lo antes posibles tras haber mantenido esa relación sexual que pueda suponer riesgo de embarazo. De acuerdo a varios estudios, su efectividad final ronda el 95 por ciento en las primeras 24 horas después de las relaciones. En caso de dejar pasar más tiempo, la efectividad irá disminuyendo con el paso de las horas.

¿Cómo saber si ha funcionado? Efectos secundarios

efectos secundarios

Para saber que ha funcionado, tenemos que esperar hasta tener la menstruación. En caso de que esta sea normal, habremos comprobado que la píldora del día después ha logrado su cometido. A pesar de que esto puede ser buena señal, también debemos tener en cuenta que la pastilla modificará nuestro funcionamiento hormonal.

Estos desajustes se pueden traducir en menstruaciones antes o después de lo habitual o diferentes. Para estar seguros al 100%, siempre podemos acudir a nuestro médico con el objetivo de hacernos una revisión y comprobar que no hay signos de embarazo después de su uso.

Otra de las cosas que debemos tener en cuenta sobre esta pastilla es que actúa en la producción de hormonas, lo que provoca una alteración en la función de las mismas. Por eso, algunos efectos secundarios pueden ser, como hemos dicho, alteraciones en la menstruación, y otros como mareos, náuseas o sensación de debilidad. En caso de que persistan, también podemos ir al médico para comprobar que todo está bien.

¿Es un anticonceptivo fiable al cien por cien?

fiabilidad

En ningún caso debemos pensar que la píldora del día después es milagrosa y supone un método 100% fiable para evitar el embarazo. A pesar de haber demostrado que sí tiene una buena efectividad, superior incluso a otros métodos, no podemos estar seguros de que su actuación logrará el cometido.

Es por eso que se considera como un método anticonceptivo de emergencia, por lo que no deberíamos emplearla como un sistema habitual de control del embarazo. Si hacemos caso a las estadísticas vertidas en diferentes estudios, tarde o temprano el embarazo podría suceder.

Si queremos evitar sustos innecesarios, lo primero que debemos hacer es consultar con nuestro ginecólogo. Él será el encargado de guiarnos e indicarnos qué debemos hacer y cuál método es el más seguro de acuerdo a nuestro caso individual. Recuerda que siempre debemos hacer caso a nuestras necesidades.