domingo, 20 junio 2021 20:49

La participación se hunde 23 puntos en las elecciones de Cataluña

La abstención irrumpe con fuerza en la jornada electoral de Cataluña en este 14-F. Según los datos del segundo avance, a las 18.00 horas, la participación ha caído casi 23 puntos (22,5%) respecto a los mismos datos facilitados en 2017.

De esta forma, ha ejercido su derecho de voto menos del 50% de la población, el 45,76%. A las 13 horas, la participación era del 22,77% respecto a las elecciones del 21-D.

La pandemia, el hastío por la grave situación económica y social, e incluso la lluvia son las principales causas de esta desmovilización. No las únicas, también la campaña “rara”, sin una lucha cuerpo a cuerpo entre los candidatos, y con sin una polarización tan marcada como el 21-D, la mayoría de ciudadanos de Cataluña llamados a las urnas han preferido quedarse en casa.

A última hora de la tarde se espera la votación de las personas contagiadas y con contactos con positivos. Estas cifras no corresponden, por ahora, con el mínimo histórico en unas elecciones.

En este segundo avance, han participado hasta ahora el 45,92% de los censados en Barcelona. En Girona, la participación alcanza el 47,19%, frente al 68,16% de 2017, mientras que en Lleida, la abstención alcanza a esta hora el 53,78%, con una participación del 46,22%. Hace cuatro años, en esta última provincia, la participación fue de récord, con el 66,65%.

Por su parte, en Tarragona, tan sólo han participado el 42,73% de los posibles votantes, más de 24 puntos menos respecto a los pasados comicios autonómicos.

LA SEGUNDA ABSTENCIÓN MÁS ALTA DE LA HISTORIA

Los partidos políticos no han conseguido movilizar a los posibles votantes en estas elecciones autonómicas. En 2017, la participación fue del 68,26% debido al plebiscito independentista y el temor a una ruptura real entre Cataluña y el resto de España. Esos comicios, Ciudadanos se alzó con la victoria en una votación histórica y masiva.

Para ver votaciones cercanas al 50% en Cataluña habría que remontarse hay que remontarse hasta 1992, cuando ejercieron el voto el 54,87% de los electores. Jordi Pujol se alzó con la victoria y su cuarta mayoría absoluta.

A falta de datos definitivos, la segunda abstención más elevada se produjo en 1999, cuando casi el 41% de los electores prefirieron quedarse en casa. De esta forma, si todo sigue este ritmo, la participación en estas elecciones será la segunda más baja de la historia autonómica, una muestra más de la distancia de la política con la realidad.

SIN COLAS EN LOS COLEGIOS

La imagen a las 18.00 horas es opuesta a la registrada a las primeras horas de esta mañana. Las colas han desaparecido durante esta tarde.