lunes, 8 marzo 2021 10:28

CDE en metodologías colaborativas BIM

La estandarización de los datos, las metodologías colaborativas y la creación de normas internacionales de gestión de la información como la ISO 19650 están mejorando la efectividad del sector de la construcción y ofrecen nuevas oportunidades a quienes estén preparados para ello.

Entorno Común de Datos

Un Entorno Común de Datos, o CDE, es una estrategia de colaboración que almacena toda la información de un proyecto con el objetivo de estandarizar y optimizar el trabajo en equipo. Tener toda la información en la misma fuente evita duplicar información y mejora la comunicación.

Si un CDE es aplicado a un proyecto, este debe recopilar, gestionar y distribuir toda la información sobre el mismo, independientemente del formato de los datos. Esto fuerza a una optimización de formatos muy saludable para el equipo y el proyecto.

Una vez definidos los roles dentro del equipo, estos tendrán acceso a la gestión, edición o visualización de los datos mediante permisos y control de usuarios.

La figura central dentro del CDE es el BIM Manager, siendo encargado y responsable de no solo planificar su estructura y encajar el CDE dentro del plan BIM, sino de garantizar su seguridad a través de los permisos adecuados y su mantenimiento creando copias de seguridad.

Protocolos de estandarización

En el primer trimestre de 2019 se publicaron las primeras normas internacionales de gestión de la información de la serie ISO 19650, también conocida como ISO BIM. Estas normas ocupan todo el ciclo de vida de un proyecto de construcción, hecho que convierte en casi indispensable trabajar en un entorno común de datos organizados bajo la metodología BIM

Trabajando en fusionar los dos conceptos, empresas como Autodesk nos presentan opciones como BIM 360un espacio común colaborativo en la nube donde generar proyectos alojando información estandarizada y permitiendo la edición de sus elementos en tiempo real, adaptando cualquier cambio realizado de inmediato. Dado que es en la nube, los requerimientos de hardware por parte de la empresa bajan drásticamente, y tener un servidor propio deja de ser una necesidad, reduciendo en gran medida el presupuesto destinado a IT.

Los módulos en los que se divide BIM 360 permiten realizar tareas no solo a lo largo del proceso de diseño y construcción, sino que abarcan todo el ciclo de vida del producto, incluyendo la gestión del mantenimiento una vez acabada la obra.

Todas estas herramientas ya existían por separado, pero tener una plataforma única donde se pueda gestionar toda la información, documentos y diseños, y que permita a un equipo trabajar con todos los datos en tiempo real de forma colaborativa y en la nube convierten a BIM 360 en una magnífica plataforma.

El sector de la construcción se interconecta cada vez más, así que tener un cargo de responsabilidad en los procesos de estandarización se está convirtiendo en el objetivo de muchos licenciados en arquitectura. Si es su caso y está pensando en realizar un Máster BIM, exploradores académicos como OTONAUTA consideran el Máster BIM Manager Internacional de Espacio BIM como el mejor máster para formarse en metodología BIM.