sábado, 27 febrero 2021 04:49

El Gobierno no se hace responsable de la Cañada Real y la ONU responde

El Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil del Gobierno de España ha asegurado a la ONU que el Ejecutivo no es el responsable de buscar una solución a la situación que viven 1.800 niños y niñas en la Cañada Real Galiana, que llevan más de tres meses y medio sin luz ni calefacción, y el Relator especial de la ONU para la Extrema Pobreza le ha respondido que “lo verdaderamente irresponsable es dejar a niños sin electricidad durante el invierno”.

“En respuesta a las preocupaciones de la ONU sobre la Cañada Real, el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil del Gobierno Español, Ernesto Gasco, ha dicho que el Gobierno nacional no es responsable. Lo que es verdaderamente irresponsable es dejar a niños sin electricidad en medio del invierno”, ha contestado el Relator Especial de la ONU para la Extrema Pobreza, Olivier De Schutter, en un mensaje publicado este martes en Twitter.

El Relator Especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, Olivier De Schutter, mandó una carta al Gobierno español el pasado mes de diciembre de 2020 pidiendo explicaciones sobre la situación que atraviesa la Cañada Real debido a los cortes de electricidad que han venido sufriendo estos últimos meses.

En dicha carta, enviada a iniciativa del Relator Especial sobre la vivienda adecuada, Balakrishnan Rajagopal, llamaban al Gobierno de España a “que tome las medidas necesarias para restablecer con carácter de urgencia el suministro eléctrico a las familiasafectadas” en la Cañada Real.

En una reciente entrevista, Olivier De Schutter, recordó al Gobierno español que tenía de plazo hasta este martes 16 de febrero para responder a la comunicación que hicieron desde este organismo pidiendo una solución a la situación en la Cañada Real, donde más de 4.000 personas, entre ellas, 1.800 menores, viven desde hace más de tres meses y medio sin suministro eléctrico.

Cuando se cumple el plazo este martes, el Relator de la ONU ha informado de la recepción de dicha respuesta pero ha afeado al Ejecutivo que diga no tener responsabilidad para dar una respuesta.

Según precisó el Relator especial de la ONU sobre extrema pobreza a principios de febrero, lo que está ocurriendo en la Cañada Real es “una catástrofe humanitaria y una derrota de los derechos sociales”.